Se acelera el desplome de los indicadores de consumo

El modelo económico del gobierno macrista sigue deteriorando el poder adquisitivo de los argentinos. Con tarifazos en los servicios públicos que superan el 500%, aumentos en los combustibles superiores al 30% en cuatro meses y demás subas de segunda ronda como las que se registraron en prepagas, colegios privados, expensas y demás servicios.

Semejante licuación del salario real de los trabajadores, sumado a la expulsión de vastos sectores del empleo formal producto de la ola de despidos, derivó en una merma considerable del consumo, tanto de bienes durables como de productos de la canasta básica.

A los términos de cuantificar este contexto recesivo, en términos de actividad y consumo interno la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) presenta su clásico ítem de consumo minorista. Este indicador complementa las cifras oficiales del Indec relativas al consumo en shoppings y supermercados, que actualmente marcan bajas del orden del 6% y 7% respectivamente, medidas en términos reales.

El resultado del índice de CAME para el mes de mayo, marca una nueva caída interanual, la quinta en la que va del año. Cabe destacar un par de cuestiones a modo de síntesis del informe sectorial.

  • En mayo cayeron en mayor medida los rubros que hacen al consumo durable, o sea, aquel que da cuenta de mayor ingreso disponible de las familias.
  • Todos los rubros que componen el indicador cayeron en mayo, a excepción de Farmacia (+1,3%)
  • Todos los rubros que componen el indicador cayeron en el primer cuatrimestre.
  • A esto se agrega una caída en la producción PyME, del orden del 3,9% en el primer cuatrimestre.

A continuación, dos gráficos que permiten visualizar el desempeño del indicador en abril y su serie.

consumo 2016

consumo mensual 2016