¿Qué significa el artículo 4 del FMI?

Introducción

La idea de este artículo es dejar claro qué significa el Artículo IV del FMI. Para lo cual en una primera parte se expresa lo que dice dicho artículo. En una segunda parte se presentan algunas recomendaciones para la Argentina o para Paraguay que resultan de la consulta de dicho artículo. En una tercera parte se hacen algunas reflexiones sobre la deuda de la Argentina, el rol del FMI y la independencia económica del Estado.

Antes que nada cabe recordar que los gobiernos populares tienden a desendeudar el país, mientras que los asociados a la ortodoxia convencional lo endeudan. La Argentina es un país rico, pero muy desigual. De alguna forma esa grieta generó sindicatos fuertes gracias a una historia que incluye al peronismo. Los salarios bajos son muy difíciles de lograr. La industria requiere mucha intervención. En este contexto el FMI, vinculado a intereses de acreedores de deuda o a empresas multinacionales promovió históricamente salidas individuales para cada nación, recetas universales y una región dividida, ese fue el combo a partir del cual se pretendió superar la crisis de los años 80. Dependientes desde sus orígenes de los capitales internacionales, las deudas externas de los países latinoamericanos no fueron pagadas sino renegociadas. Es decir, se tomó más deuda para pagar la deuda. Para garantizar la confianza y el ingreso de este shock de capitales externos, los organismos multilaterales impusieron condiciones para el acceso al crédito cuya traducción -en pleno auge neoliberal de los años 90- implicó planes de ajuste fiscal, reprimarización y extranjerización de las economías locales, venta de los activos públicos, flexibilización laboral y aduanera. Lógicamente, si altos niveles de endeudamiento le quitan capacidad de acción al Estado, y el Estado es necesario para transferir recursos de los sectores más competitivos de la economía argentina hacia los de mayor valor agregado, del campo hacia la industria, a mayor endeudamiento, mayor primarización de la economía.

Lo primero que debe decirse, para situarnos en dónde estamos es que las decisiones sobre las variables macroeconómicas son tomadas por los gobiernos internos en uso de las políticas del Estado nacional. El ciclo 2003-2015 si algo enseñó es que los pueblos son soberanos. Y si las decisiones perjudican a los trabajadores, a la producción o a la demanda agregada, es porque se toman decisiones que así lo quieren. La Argentina es un Estado soberano y puede tomar siempre otras decisiones. Con mayor o menor costo en distintos niveles, por tensión con sectores del gran capital, pero eso es algo que depende del Estado, y por tanto del gobierno que conduce el Estado. Nadie debería perder de vista este párrafo antes de avanzar en la lectura de este artículo.

Descargar artículo completo

Hernán P. Herrera

Contenido relacionado