Por endeudamiento capitales de corto plazo: sólo 4 de cada 10 subas se explican por exportaciones

En el presente informe, se busca cuantificar la situación actual de Reservas Netas en el Banco Central de la República Argentina.
Después de descontar los factores de menor sustentabilidad, se llega a la conclusión de que sólo U$S 11.400 de los U$S 40.700 millones no son resultado del proceso de endeudamiento o el ingreso de capitales financieros de corto plazo (capitales golondrina). Esto indica que las Reservas Netas son menores al 30%.

En un contexto como el de este último año, de alto endeudamiento externo e ingreso de dólares financieros de corto plazo, los excedentes de divisas de mayor estabilidad y solidez, que son aquellos propios del resultado comercial, se han vuelto escasos.
 La Argentina retornó en 2016 a los mercados estructurados de deuda y en lo que va del año, acumula emisiones por U$S 30.000 millones. Asimismo, en el mes de Octubre supera los U$S 10.000 millones, si se contabiliza la deuda e ingreso de capitales financieros. Todo esto, redundó en un incipiente incremento en las reservas, las cuales superan en la actualidad los U$S 40.000 millones.
Para examinar esta nueva coyuntura, cuantificamos la participación de los diferentes factores explicativos de los incrementos en las reservas, a saber, factores comerciales (exportaciones), endeudamiento, dólares financieros de corto plazo y otros factores de menor peso. Después de realizar un relevamiento diario sobre la posición de Reservas del Banco Central, desde el Observatorio de Políticas Públicas encontramos que sólo 4 de cada 10 días donde se registraron incrementos de reservas se explican por factores comerciales. En dólares contantes y sonantes, se puede afirmar que sólo el 10% de la variación de reservas observada bajo la actual gestión se explica por factores comerciales.