No se detiene la destrucción del mercado interno

El modelo económico del gobierno macrista sigue deteriorando el poder adquisitivo de los argentinos. Después de la primera ronda de devaluación y tarifazos, siguieron aumentos de segunda ronda por inflación de costos y traslado de aumentos paritarios a precios. Por esto, la inercia del proceso inflacionario no se detiene y las políticas ortodoxas de restricción monetaria no hace más que encarecer el acceso a crédito para las PyME, que no tienen otra opción que trasladar a precios toda variación en su estructura de costos.

La licuación del salario real de los trabajadores por incrementos de salarios en promedio 5 puntos por debajo de la inflación, sumada a la expulsión de vastos sectores del empleo formal producto de la ola de despidos, derivó en una merma considerable del consumo de las familias. Como subyace de este escenario, el proceso se verificó no sólo en los bienes durables sino también en artículos de la canasta básica.

En cuanto a la realidad del comercio y para cuantificar este contexto recesivo, en términos de actividad y consumo interno, la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) presenta su tradicional indicador de consumo minorista. Este informe privado, complementa las cifras oficiales del Indec relativas al consumo en shoppings y supermercados, que actualmente marcan bajas del orden de 6 y 7,5 puntos porcentuales respectivamente, medidas en términos reales.

El resultado del índice de CAME para el mes de junio, marca una nueva merma interanual, la sexta continua en un año en el que no se produjo un solo mes de mejora. Cabe destacar un par de cuestiones a modo de síntesis del informe sectorial:

  • En junio cayeron en mayor medida los rubros que hacen al consumo durable (como electrónicos y electrodomésticos). Esto da cuenta del deterioro en el ingreso disponible de las familias.
  • Todos los rubros que componen el indicador cayeron en mayo, a excepción del inelástico ítem de Farmacia (+1,9%)
  • Todos los rubros que componen el indicador cayeron en el primer semestre del año, siendo el ítem de Electrónicos y Electrodomésticos el de mayor derrumbe (-12%).
  • A esto se agrega una caída en la producción PyME, del orden del 4,1% en los primeros cinco meses del año.

A continuación, dos gráficos que permiten visualizar el desempeño del indicador en junio y su serie desde inicios del año 2015 hasta la actualidad.

minorista1

minorista2

Tomás López Mateo