La provincia de Buenos Aires en recesión y depresión económica

Las dos jurisdicciones Provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ambas bajo el signo del PRO, generan información estadística que pone en duda la situación socio-económica que describen algunos funcionarios nacionales. Por un lado, la asunción de María Eugenia Vidal estuvo acompañada por Hernán Lacunza en el ministerio de Hacienda y una propuesta no solo en términos de análisis económico sino de convocatoria a publicaciones sobre temáticas preocupantes para la principal provincia del país que se puede observar en la web. Al lado o dentro de la provincia de Buenos Aires la jurisdicción CABA también, viene con continuidad, publicando su estadística y que en muchos casos sirve para notar los cambios en el rumbo económico ya que es una de las jurisdicciones más ricas del país.

Un dato que se puede monitorear desde los informes de CABA son los de precios y cambio relativo de los precios que nos permiten tener el proxi de inflación, dado que el INDEC toma para su medición del IPC la región AMBA.

Además la publicación, de CABA, de los precios regulados nos aporta, un proxy del impacto que tuvieron las medidas de quita de subsidios a los hogares. Esta quita implico que por  lo menos las empresas prestadoras de servicios públicos incrementaron, durante el 2016, hasta un 90% para junio de 2016, llegando a diciembre con un variación interanual del 87%. El efecto cascada de la electricidad, gas y agua fue significativo para la industria.

Por lo tanto, tomando los datos del INDEC la variación porcentual de febrero[1] respecto a enero 2017 fue del 2.5%, al no poder anualizar el dato y obtener el nivel de inflación, fue que tomamos la serie publicada por CABA conducida por Horacio Rodríguez Larreta[2], el cual dio una variación mensual del 2.2%, si comparamos contra el mismo mes del 2016, la inflación fue del 35.6%. Por lo tanto, el 2016 en CABA hubo un inflación del 41% sumado a la suba de precios de los servicios públicos que complicaron el andar de la actividad económica y una mayor conflictividad social ante la pérdida del poder adquisitivo.

Recientemente, el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, comento lo siguiente[3]: Ahora, yo soy el Ministro de Hacienda y miro los números. Y sí puedo observar claramente que, en el cuarto trimestre, la economía se expandió con respecto al tercero y que este primer trimestre de 2017, la economía se está expandiendo respecto del cuarto trimestre de 2016. Sabemos que esa expansión está liderada por las exportaciones y por las inversiones, lo cual es algo sano. Y comprendemos que haya mucha gente que todavía no lo sienta. Pero también tengamos en cuenta que ya se ven cambios importantes.

Este comentario trajo dudas en cómo está midiendo y analizando el dato de recuperación el Ministro de Hacienda. Al tomar el informe de avance de actividad del INDEC-Cuentas Nacionales[4] luego de tres trimestres consecutivos de variaciones negativas habíamos entrado en recesión, pero luego los brotes verdes aparecieron en el trimestres tercero (0.1%) y cuarto (0.5%) de 2017. La realidad es que el uso, de la variación de un trimestre a otro, no es habitual o puede ser engañosa. Generalmente se utiliza la variación interanual, como muestran los datos del INDEC en el 2°, 3° y 4° fueron negativos las variaciones interanuales, lo que estaría confirmando la recesión económica de 2016. La tendencia continua si notamos que la Utilización de la Capacidad Industrial Instalada está al nivel del  60% en enero de 2017, el enero más bajo desde 2003[5]. La situación se agrava si complementamos los datos recientemente publicados por FIEL[6], su índice de Producción Industrial arrojo un caída del 9.5% en febrero de 2017, todo hace prever un primer trimestre de 2017 con números negativos.

El 2016 fue un año de caída del PIB en un 2.3%, este número es corroborado por la provincia de Buenos Aires en su Indicador Trimestral de Actividad Económica (ITAE-PBA[7]) que arrojo una variación del -2.3% en 2016 comparado con 2015.

Al comparar el cuarto trimestre de 2016 el INDEC informa una caída interanual del 2.1% mientras que el ITAE-PBA, para el mismo periodo, evidencia una caída del 2.6%. Entonces, los datos de la economía nacional muestran que se está en recesión económica luego de las políticas económicas adoptadas y la provincia de Buenos Aires un tuvo ni un trimestre, del 2016, con variaciones positivas, lo cual complica su panorama de recesión y depresión económica ¿Cuáles son los brotes verdes? ¿Será el impacto de la quita de subsidios en la industria esta prolongada secuencia de trimestres negativos en la principal provincia del país?

Por Ernesto Mattos*

*economista (UBA), investigador FCE-UBA / CESO / C. C. de la Cooperación Floreal Gorini

[1] http://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/ipc_03_17.pdf

[2] https://www.estadisticaciudad.gob.ar/eyc/?p=65551

[3] http://www.clarin.com/ieco/economia/nicolas-dujovne-peor-podemos-hacer-dejarnos-llevar-amenaza-huelga_0_r16Vlohol.html

[4] http://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/pib_03_17.pdf

[5] http://www.elojonoticias.com/noticias/2017/03/14/888-la-capacidad-industrial-esta-a-niveles-del-2002-segun-el-indec

[6] http://www.fiel.org/publicaciones/PartesDePrensa//PTE_PRENSA_1490205533649.pdf

[7] http://www.estadistica.ec.gba.gov.ar/dpe/images/ITAE-PBA_IV_Trim_2016.pdf