Informe Semanal de Precios 13/6 al 19/6

Semana del 13/06/2016 al 19/06/2016

Consideraciones Generales

Luego de seis meses de apagón estadístico, se conoció el IPC publicado por el INDEC del mes de mayo, dando un aumento bastante mayor de lo que los economistas – hasta los más fatalistas – pronosticaban para el mes. En medio de la vorágine de la vuelta del INDEC a las estadísticas, el CER volvió a ser atado al índice que publica el organismo oficial (recordemos que anteriormente se lo había cambiado del IPC CABA al IPC San Luis dado que el primero daba una inflación mucho mayor que el ultimo). Se conocieron otros indicadores como el IPC CABA y estadísticas de organismos internacionales y privados.

Y con la ola de frio se multiplicaron los resfríos y con los aumentos de los medicamentos, aumento el costo de curarlos.

El Retorno del INDEC

El mes de junio trajo consigo la publicación del primer IPC del INDEC luego del apagón estadístico que decreto el gobierno de Mauricio Macri en diciembre. La intención – llámesela oculta o visible, no es objeto del presente análisis

– fue privar a la ciudadanía de un indicador clave como es el que mide la evolución general en los precios que los consumidores enfrentar a la hora de comprar bienes y adquirir servicios. También es una herramienta que permitía a investigadores, analistas y periodistas dar cuenta de la situación económica del país, teniendo en cuenta que dos de los indicadores más importante para medir la situación de un país es su tasa de crecimiento a nivel actividad y su tasa de evolución en los precios generales de la economía. Sin estos datos, había que encarar una tarea más difícil recopilando datos de diferentes fuentes no oficiales. Estos informes tienen dicha función para los lectores.

Según el INDEC el costo de vida entre abril y mayo en el área metropolitana se encareció un 4,2 %. El primer informe oficial de inflación de la administración que encabeza Mauricio Macri, tras suspenderse desde diciembre la difusión del cuestionado IPC nacional que había alumbrado la intervención kirchnerista del Indec y ser declarada la emergencia estadística, estuvo fuertemente influenciado por lo que se conoció como “tarifazo”, es decir, por la brusca actualización que registraron precios regulados que, en muchos casos, no registraban ajustes desde hacía años.

Por caso, la suba promedio del 79% en las boletas del servicio de agua potable derramará también sobre los IPC de “junio y julio dado el sistema de facturación por zonas de la empresa”, según explicó la directora de índices de precios del Indec, Alejandra Clemente, aludiendo a que el alza total fue aún mayor, como cualquier afectado ya pudo comprobar.

De allí que los rubros Otros bienes y servicios (básicamente por el aumento del 46,9% en cigarrillos), Transporte y comunicaciones (por subas del 27,3% en telefonía fija o del 9,4% en las naftas) y Vivienda y servicios básicos (por alzas en alquileres o en combustibles para la vivienda) hayan encabezado los aumentos con incrementos del 16.1; 5,6 y 5,2% en el mes, respectivamente. Pero el relevamiento, que incluye la recolección de unos 83.000 precios de 607 productos tomados en 3200 comercios de la región, también detectó alzas generalizadas -aunque de menor magnitud- en los rubros Alimentos y bebidas (+3,7%); Educación (+3,2%); Equipamiento y mantenimiento del hogar (+2,9%) e Indumentaria (+2,3%). En tanto que los Gastos de esparcimiento (+2%) o para la Salud (+1,7%) -lo que incluye la atención médica- fueron los que menos subieron.

 

 

Fuentes

Inflación Macrista % Acumulado

%

 

Acumulado

Oct-

15

Nov

15

Dic-

15

Ene-

16

Feb

16

Mar

16

Abr-

16

May

16

Gobierno

Macrista

 

Año 2016

CESO 1,60 1,60 4,4 4,20 6,60 5,00 8,00 3,70 36,37 30,62
CGT 2,10 3,31 3,60 4,00 4,45 4,83 5,02 4,82 29,87 25,36
Cons. Libres  

1,50

 

1,95

 

4,69

 

3,82

 

4,08

 

3,98

 

6,50

 

2,29

 

28,14

 

22,40

Elypsis 0,02 0,02 3,90 2,80 4,30 3,40 6,90 3,90 27,94 23,14
Bein 1,50 3,00 3,80 2,30 3,70 4,80 7,20 3,90 28,54 23,83
FIEL 1,50 1,80 3,00 2,90 3,70 3,20 8,00 1,80 24,70 21,07
Ecolatina 1,50 1,90 4,50 4,60 4,70 2,90 5,00 3,80 28,35 22,82
T&A 1,50 1,90 4,30 3,40 4,50 2,50 7,00 3,50 27,93 22,65
IPC San

Luis

 

1,40

 

2,90

 

6,50

 

4,20

 

2,70

 

3,00

 

3,40

 

3,40

 

25,51

 

17,85

IPC CBA 1,70 2,00 3,90 4,10 4,00 3,30 6,50 5,00 29,94 25,06
IPC

CONGRES O

 

 

 

1,52

 

 

 

2,20

 

 

 

3,80

 

 

 

3,60

 

 

 

4,80

 

 

 

3,20

 

 

 

6,70

 

 

 

3,50

 

 

 

28,44

 

 

 

23,74

La medición oficial superó el promedio de los sondeos privados que habían transcendido y fue avalada por las consultoras que, tras la intervención en el organismo, se lanzaron a medir variaciones de precios.

Como podemos observar la medición del INDEC superó  la mayoría de las mediciones realizadas por privados y públicos. Con un análisis de acumulaciones, salta a la vista que la inflación en el gobierno macrista (diciembre a mayo) ya lleva un acumulado en la estimación más negativa del 36,37% y en la más reservada del 24,70% marcando cual fue la tendencia en los primeros días de gobierno. Por otro lado si vemos la inflación acumulada para los primeros 5 meses del año vemos que en una estimación más negativa ya alcanza el 30,62% tirando por la borda la meta del 25% propuesta por el Ministro de Economía. En la alternativa más reservada (IPC SAN LUIS) ya se evidencia un avance del 17,85% en los precios – teniendo en cuenta que este IPC no mide ni estima uniformemente para todo el país -. En la Segunda opción de menor negatividad tenemos a la Consultora FIEL con un 21,07% complicando así la meta de inflación del 25% (para que asi sea la inflación mensual debería caer bruscamente a menos del 0,75% aproximadamente).

IPC CABA

La inflación porteña subió el 5% en mayo, el 25,2% desde enero y el 44,4% en los últimos 12 meses. Así lo informó la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno porteño.

En abril, el IPCBA había llegado al 6,5 por ciento. Los bienes crecieron el 4,9% y los servicios el 5,1 por ciento, respectivamente. En el caso de los bienes la suba se basó en el alza del precio de los cigarrillos, los combustibles para el automotor, los alimentos, la indumentaria y los medicamentos.

En el rubro servicios, se tomó en cuenta el aumento del servicio de agua corriente, más el arrastre de la suba en los pasajes de colectivos y trenes. Alimentos y bebidas no alcohólicas registró un incremento del 3,8%, impulsado por verduras (15,3%), lácteos (6,9%), pan y cereales (3,4%) y carnes y derivados (2,1%). Solo cayeron las frutas, un 10 por ciento.

En tanto, las bebidas no alcohólicas y el tabaco crecieron el 34,2 por ciento. Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles aumentaron el 8,8%, impulsada por la tarifa del agua.

El transporte creció el 5,2% por el arrastre de abril de la suba en los boletos de trenes y colectivos, más el aumento del precio de los combustibles.

Vestimenta y calzado subió el 4,2%, educación el 7,5% -por el aumento en las cuotas de los colegios-, restaurantes y hoteles el 2,7%, equipamiento y mantenimiento del hogar el 3,1% y recreación y cultura 2,1 por ciento.

El nivel interanual, del 44,4%, se elevó en 3,9 puntos porcentuales respecto del registrado en abril, según informó la Dirección porteña.

En estos 12 meses, los mayores incrementos fueron 78,5% en el caso de agua, vivienda, electricidad y otros combustibles; 37,2% alimentos y bebidas no alcohólicas; y 47% el transporte y el rubro de alimentos y bebidas.

Los bienes y servicios regulados crecieron el 14,4 por ciento, mientras que el “resto IPCBA” -que no mide los precios con comportamiento estacional ni los que están regulados- subió el 3,3 por ciento el mes pasado. En el último año, esta “inflación core” subió el 38,1 por ciento.

Estimaciones

Este año la economía caerá el 1%, la inflación llegará al 36% y el dólar terminará en $ 16,12, según el pronóstico de consultoras y bancos.

Las firmas reunidas en el informe LatinFocus Consensus Forecast arrojó un promedio del 35,9% respecto de la inflación de este año, aunque para Econométrica se estirará al 40,9%, Fundación Capital llegará al 39,9%,Goldman Sachs 39,8%, FIEL y LCG (fundada por el embajador Martín Lousteau) 39,5%, Ecolatina el 39%, JP Morgan y el estudio Bein 38,5% e Itaú BBA 38 por ciento. El pronóstico más bajo fue el del Supervielle, con un 27,2 por ciento.

El año próximo, el consenso marca una suba de precios del 20,4%, pero FIEL se estiró al 26%, el Supervielle al 25%, Itaú y JP Morgan 23 por ciento. El Deutsche Bank fue el más optimista con un 13 por ciento.

La economía, según el consenso, caería el 1% este año, pero según Elypsis, la Fundación Capital y Analytica, la recesión se estiraría al 1,5 por ciento. Para FIEL, será del -0,3 por ciento y para el BBVA Francés, del -0,4 por ciento.

Para 2017, se prevé una recuperación del 3,5 por ciento, aunque CT estimó el 4,9% y Abeceb el 3,8 por ciento; en cambio, la Fundación Capital calculó el 2,7 por ciento.

Respecto del tipo de cambio, el promedio estimó un dólar a $ 16,12 a fin de año, aunque JP Morgan se estiró a $ 17,20, Nomura a $ 17, EIU a 16,98, Ferreres a $ 16,80, Empiria y Elypsis a $ 16,30 y Barclays a 16,29.

Para el año próximo, se estimó un dólar a $ 18,16, pero el Citigroup estimó $ 20, LCG $ 19,97, Itaú $ 19,50 y Barclays 18,76. El número más bajo correspondió a BMI, con 12,50 pesos.

La producción industrial caería 1,1% este año y crecería 2,5% el próximo; el desempleo pasaría del 8,3% al 7,9%; el déficit fiscal del 5,3% al 4%. La inversión crecería 2,2% y 7,7% y el consumo pasaría del -1,1% al 2,5 por ciento.

La economista Dirina Mancellari afirmó que “el bajo precio de las materias primas, la prolongada recesión en Brasil y el lento ajuste a las nuevas políticas del gobierno son factores que nublan las perspectivas de crecimiento de este año”.

Hasta Curar un Resfrío sale más caro

La proliferación local de la gripe A (H1N1) en lo que va del año y la denuncia mediática de un diputado oficialista sobre aumentos desproporcionados en la industria farmacéutica desde diciembre (aunque terminó desvaneciéndose) pusieron la lupa sobre los precios de los medicamentos. Según relevamientos de farmacias en todo el país, los laboratorios aplicaron ajustes del 50% promedio en el primer semestre; un aumento que duplica las mediciones de inflación calculadas por consultoras privadas para ese período.

Esto explica, en parte, por qué tratar un resfrío común, incluso hasta una gripe leve es hasta un 58,5% más caro hoy que hace un año. Y ese cálculo no incluye el incremento de la compra y aplicación de la tan demandada vacuna antigripal, que pasó de costar de $ 130 a $ 230 en farmacias y vacunatorios de capital en los últimos doce meses. La demanda del único remedio que puede prevenir el virus de la gripe se disparó un 25% en sólo dos meses, incluso a pesar de que aumentó un

77% en un año. Es que el temor a enfermarse logró que la población entera fuera detrás de esa vacuna que llegó a escasear hasta en hospitales públicos. Según información del Ministerio de Salud, la provisión de esa dosis se normalizó en las últimas semanas.

Un paciente que en mayo de 2015 gastó $ 410 durante cinco días para curar su resfrío, hoy debe destinar $ 650 para comprar los mismos productos en farmacias porteñas.

Un descongestivo (que contiene loratadina y pseudoefedrina) en comprimidos de acción rápida, que se expende en cajas de cinco, fue lo que más aumentó dentro de esa canasta de medicamentos en el último año. Pasó de costar $ 50 a $ 110, un 120% más en un año. El frasco grande de jarabe para adultos de venta libre, que sirve como expectorante y mucolítico, de precio medio, está segundo en la lista de aumentos: se encareció 67% en el mismo período (pasó de costar $ 70 a $ 117). Los antibióticos en presentaciones de 500 miligramos, como por ejemplo la amoxicilina, subieron un 40%. El que se incluye en este kit subió 45% (de $ 74 a $ 107).

Los caramelos anestésicos que calman los dolores de garganta y la tos también sufren la inflación. El paquete de nueve unidades pasó de costar $ 40 a $ 58 en doce meses, otro 45% más. Lo mismo ocurrió con el ibuprofeno de cápsulas blandas elaboradas en el país: aumentaron un 30% promedio. En este caso una caja de diez unidades pasó de $ 20 a $ 26.

Un pack de seis sobres de té antigripal, que contiene paracetamol, subió de $ 36 a $ 52, un 44%; mientras que un expectorante efervescente en su presentación de diez comprimidos de 600 miligramos se encareció de $ 100 a $ 150, otro 50% adicional.

Para completar la canasta necesaria para atender un cuadro gripal son indispensables los pañuelos descartables. Un paquete de diez unidades individuales de segunda marca aumentaron también un 50%, pasaron de costar $ 20 a $ 30 en el último año.

Y si en el caso de que el médico le recetara al paciente, luego del tratamiento para curar un resfrío de cinco días, la aplicación de la vacuna antigripal (no debería aplicarse hasta casi un mes después de esa primera infección respiratoria), el valor de ese kit para mantener al organismo libre de virus se eleva: un 63% más que el año pasado.