Informe de coyuntura económica

Extracto

Contrastando con las declaraciones del equipo económico liderado por A. Prat Gay, la “salida del cepo” encarada el 16 de diciembre de 2015 no fue un éxito. Los resultados están a la vista: el traslado a precios o pass through es la primera de las consecuencias (14% acumulado desde diciembre), tomando los datos que la autoridad del INDEC, Todesca, declaró que se utilizarían como referencias.
·         A pesar de haberse concretado una devaluación del 42% el 16.12.2015 y, acumulado hasta el 7 de marzo, del 60%, la liquidación de la cosecha no cubrió las expectativas.

·         Por otro lado, si entre enero y noviembre de 2015 el promedio mensual arrojado por la cuenta Formación de Activos Externos del sector privado no financiero fue de 590 millones de dólares, para el mes de diciembre esta salida de divisas ascendió a 2.024 millones de dólares, multiplicando por cuatro el promedio mensual del año.

·         Adicionalmente, y por el apresurado descenso de la tasa LEBAC, se constata que tipo de cambio sigue desplazándose: ello indica que la “salida del cepo” aun no encontró un tipo de cambio unificado que satisfaga al conjunto de los actores económicos.

·         Se evidencia, asimismo, una marcada política de esterilización monetaria que tiene el objetivo, desde el enfoque monetarista ortodoxo, de reducir la inflación. Entre el 10 de diciembre (fecha de asunción de M. Macri) y 10 de marzo del corriente año, el BCRA absorbió unos 40 mil millones de pesos, lo que en términos reales (es decir, considerando el incremento de los precios) representó una contracción monetaria del 17%.

·         Al observar el desempeño de la recaudación tributaria a nivel nacional, se constata que por primera vez luego de doce años ésta se encuentra por debajo del índice de precios minorista (tanto considerando el IPC San Luis como de la Ciudad de Buenos Aires). Esto constituye una preocupante señal de recesión económica.

·         Finalmente, la significativa suba de precios minorista se tradujo en una pérdida de poder adquisitivo de los sectores asalariados de la economía. Ello da cuenta que la nueva etapa que se abrió a partir de la victoria de Cambiemos tiene como perdedores a los trabajadores en la puja capital-trabajo.

Descargar Informe