Informe de Coyuntura Ciudad de Buenos Aires

Resumen Ejecutivo

Si bien el Producto Bruto Geográfico cayó un 2,3% en 2016, el empleo se resintió poco, dada la elevada participación de los servicios. Sin embargo, el desempleo aumentó, alcanzando el 10,5% al segundo trimestre.

En 2017, aunque la Ciudad creció en torno al 2,6%, el desempleo no cayó  y se incrementó la disparidad entre las zonas del norte y sur de la Ciudad.

A su vez, el poder adquisitivo de los trabajadores formales privados en 2017 quedó por debajo del 2015: cayó un 5,1% en 2016 y sólo recuperó 2,3 p.p el año pasado. Para este año, en el marco de una mayor volatilidad cambiaria, el gobierno busca utilizar a las paritarias como ancla inflacionaria. Recién en el segundo semestre del año, los ingresos se recuperarían, incluso la AUH y jubilaciones, que lograrían quedar al mismo nivel que 2017 tomando en cuenta todo el año.

Por otra parte, las cuentas públicas de la Ciudad cierran nuevamente con déficit primario y financiero, a pesar de haber logrado buenos niveles de recaudación por el impulso del crecimiento sumado al buen desempeño del sector inmobiliario. En 2018, el GCBA busca terminar con este déficit que la acompaña hace años. A tal fin presiona sobre las paritarias y deja constante en términos nominales al gasto de capital, esperando que los proyectos PPP y las obras financiadas por Nación eleven el nivel de inversión en proyectos estratégicos para la Ciudad.

En esta nueva dinámica de la macroeconomía, impulsada por el mercado inmobiliario y de construcción, los alquileres le vienen ganando a la inflación y los salarios desde 2016, complicando la situación de los inquilinos que no pueden acceder a un crédito hipotecario en las actuales condiciones.