Infografía UNDAV – Costo de los combustibles

 

Argentina es actualmente el segundo país con combustibles más caros en la región.

RESUMEN EJECUTIVO

 

  • El entorno económico actual presenta muchas de las características contemporáneas de años pares, los cuales suelen ser de mucha mayor frugalidad.
  • Desde el plano presupuestario, el Gobierno focaliza los esfuerzos en garantizar el cumplimiento de las metas de reducción del déficit fiscal. Este año, el objetivo está fijado en un punto del PBI.
  • Tal propósito fue plasmado en la “ley de leyes” de 2018. Los servicios económicos, donde se contabiliza la mayor parte de los subsidios, caen 8,1% en términos nominales (alrededor de 25% real). Sólo en materia de reducción de subsidios, el “ahorro” del Estado será este año de 0,6 puntos del producto.
  • Claro que la contracara de este proceso es la reducción de subsidios a las familias y empresas. La última ronda de aumentos en servicios públicos consolidó subas exorbitantes, que acumuladas en los dos últimos años superan el 1.000%.
  • El fondo de la cuestión es una visión ideológica muy firme por parte del Poder Ejecutivo, que se puede caracterizar como una confianza ciega en los mecanismos de mercado para la determinación de los diferentes precios de la economía.
  • Un corolario relevante en esta discusión es el mercado de crudo y su recorrido en la cadena de valor hasta la venta en surtidores.
  • En tanto insumo primordial en cualquier actividad productiva, de manera directa o indirecta, su trayectoria es altamente relevante a la hora de evaluar la competitividad de cada país.
  • En la determinación de este precio tan trascendente, la lógica de los últimos años también verificó una tendencia constante a la liberalización. La reducción en el subsidio del Estado sobre los combustibles se coronó en septiembre de 2017 cuando el precio interno de la nafta se acopló totalmente a valores de mercado.
  • En la presente infografía analizamos la evolución del precio local del combustible comercializado a consumidor final. A tales fines, medimos su evolución expresada en diferentes unidades de medida. Además, comparamos la trayectoria de precios en distintos países de la región. Por último, indagamos en los números de las inversiones del sector de hidrocarburos.
  • Del estudio se destaca el importante aumento que nuestro país verificó en el precio interno del combustible. Desde el inicio del proceso de liberalización, hace poco más de dos años, el precio del litro de nafta aumentó un 37% en moneda dura.
  • En la comparativa regional, Argentina se posiciona entre los países que lideran el proceso de suba de los derivados del crudo, Así, las tres economías de mayor incremento son Brasil (+37% acumulado 27 meses), Argentina (+36%) y Colombia (+36%).
  • Puertas adentro, el aumento del precio en surtidor es de 94% en pesos. Este porcentaje supera a la suba media de la inflación del período, que se posiciona por debajo del 90%, según IPC-CABA.
  • Medido en términos de poder adquisitivo, por caso, en agosto de 2015 el salario mínimo, vital y móvil alcanzaba para comprar casi 450 litros de nafta, mientras que, en el mes de abril del corriente año, sólo se pueden adquirir 376 litros, en promedio.
  • En materia de producción petrolera, los resultados no son auspiciosos. En los dos últimos años la caída acumula un 10%.
  • Otro aspecto sustantivo en el plano interno son las disparidades regionales. Por motivos geográficos, impositivos y la estructura de competencia del mercado, se presentan diferenciales de hasta un 46% entre las provincias del Sur y del NOA/NEA.
  • Con todo, Argentina ya es actualmente el segundo país con los combustibles más caros de la región, sólo por detrás de Uruguay.

    Infografía – Costo de Combustibles