El modelo neoliberal en la Argentina (1976-2003): un modelo de corrupción estructual

  • Fuga de Capitales: uno de los rasgos fundantes del modelo neoliberal es la fuga de capitales. Esta fuga comenzó con Martínez de Hoz durante la dictadura cívico militar, con la desregulación de la cuenta de capital de la balanza de pagos, permitiendo a los grupos económicos poder endeudarse en el extranjero y sacar los dólares con total libertad.
    Se instala así el procedimiento de fuga de capitales en forma indiscriminada, para alcanzar aproximadamente 400 mil millones de dólares la riqueza nacional extraída del sistema. Se trata de un verdadero saqueo de la riqueza argentina generada por el conjunto de la población y que implica que recursos producidos por los argentinos se fuguen para favorecer el afán especulativo de un grupo reducidos de grandes empresas (en su mayoría). Son recursos que salen (salieron) del mercado interno y sin promover la producción y el trabajo nacional. El proceso tiene consecuencias fiscales ya que reduce la captación de recursos vía impuesto para el Estado nacional para, entre otras cosas, construir hospitales.
    Asociado a este fenómeno se encuentra la instalación de empresas en paraísos fiscales como Panamá para la fuga de capitales, lavado de dinero y la evasión impositiva.
  • El endeudamiento externo: íntimamente relacionado a la fuga de capitales el modelo neoliberal trajo un crecimiento permanente de la deuda externa (tanto privada como pública), generando de esta manera una sujeción constante al sistema financiero internacional y a los organismos como el Fondo Monetario. La deuda externa total pasó de 9.000 millones de dólares en 1976 a más de 180.000 millones de dólares en el 2003. Los intereses que se pagaron por esta deuda externa fueron crecientes a lo largo del tiempo, hecho que supuso un peso oneroso para las cuentas públicas, al que el neoliberalismo respondió y responderá con ajustes, que garanticen el pago de los servicios.
    Se estima que entre 1976 y el 2000 se pagaron aproximadamente 212.280 millones de dólares por servicio de la deuda. Es decir, recursos que salieron hacia el sistema financiero y no dedicados en consecuencia a la obra pública para los argentinos. Asociado a este proceso de endeudamiento existieron grandes negociados como el Megacanje realizado durante el gobierno de la Alianza que implico elevadas comisiones.
  • Estatización de la deuda externa privada: En 1982 Cavallo como presidente del Banco Central y Melconian como uno de sus funcionarios más importante, tomaron la medida de estatización de la deuda externa de las grandes empresas, es decir, que la deuda privada pasaba a mando del Estado y que por lo tanto la tenían que pagar todos los argentinos. De esta manera, se estatizó por ejemplo 1.500 millones de dólares de Celulosa Argentina, 1.350 millones de dólares de Cogasco, 950 millones de dólares de Autopistas Urbanas, 910 millones de dólares de PerezCompanc, 650 millones de dólares de Acindar, 550 millones de dólares de Banco de Italia, 600 millones de dólares de Bridas, 470 millones de dólares de Alpargata, 350 millones de dólares de Techint.
  • Vaciamiento de las empresas públicas: Una de las estrategias del modelo neoliberal fue el vaciamiento y endeudamiento de las empresas públicas, al mismo tiempo que se beneficiaban a las empresas privadas competidoras para justificar su posterior privatización y transferencia al sector privado. Por ejemplo durante la dictadura cívico militar YPF pasó de tener una deuda de 372 millones de dólares a 6.000 millones de dólares, al mismo tiempo que se tomaron medidas a favor de Shell y Esso como por ejemplo obligar a la empresa petrolera del Estado a refinar su petróleo en Shell y Esso aunque YPF contaba con sus propias refinerías. De esta manera, el modelo neoliberal a lo largo de todos sus años se encargó de desguazar las empresas del Estado para luego privatizarlas. Durante la década del noventa se llevó a cabo el mayor proceso de privatización que implicó una fuerte concentración de la propiedad de las empresas en un reducido grupo de conglomerados locales fortalecidos durante la dictadura militar como por ejemplo PerezCompanc, Bunge &Born, Macri-SOCMA, Rocca-Techint, Soldati, Fortabat, Bemberg, Roggio, entre otros; en asociación con empresas extranjeras.
  • La creación de la Administración de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP): La privatización del sistema previsional que término siendo un gran negoció para los Bancos pero ningún beneficio para los jubilados y el Estado. El impacto fiscal de la creación de las AFJP fue enorme debido a que el Estado siguió pagando a los jubilados pero sin recibir el dinero de los afiliados que aportaban a las AFJP. Este déficit fue financiado por endeudamiento, incluso con una gran cantidad de bonos comprados por las mismas AFJP. Se estima que el déficit fiscal incurrido por el Estado para financiar los costos de la reforma previsional ascendió a unos 68.000 millones de pesos en el periodo 1994-2001. Esto sumado a las enormes ganancias de las AFJP en conceptos de comisiones que cobraban por administrar la plata de los aportantes. Gran negocio para los bancos (comisiones más bonos) pagado por el pueblo argentino.
  • Megacanje: el megacanje fue una operación financiera realizada en el año 2001 durante el gobierno de De la Rúa, con la intervención del ministro de economía Domingo Cavallo y el secretario de políticas económicas Federico Sturzenegger (actual presidente del Banco Central). La operación consistió en postergar los vencimientos de diversas deudas por tres años para las que vencían antes del 31 de diciembre de 2001. El monto de las deudas postergadas fue de 50.000 millones de dólares, reduciendo los vencimientos de deuda para el año 2001 a 3.000 millones. Como consecuencia por dicha postergación, los intereses de la deuda fueron aumentados al 7% anual.[] Aunque las tasas de interés efectivas fueron entre 14,5 y 16 por ciento anual y la deuda creció en 2.255 millones. El peritaje de la causa judicial por el Mega-Canje realizado por el experto en ingeniería financiera Moises Resnick Brenner sostiene que el país sufrió un perjuicio valuado en 55.000 millones de dólares. Siete fueron los bancos implicados en esta fenomenal estafa, y obtuvieron 150 millones de dólares en comisiones. Los bancos eran: Banco Francés, Santander Central Hispano, Galicia, Citigroup, HSBC, JP Morgan y Credit Suisse First Boston. El ideólogo, David Mulford, cobraría en carácter de comisiones 20 millones de dólares.
    Los bancos y las AFJPs aportaban al canje títulos por valor total de 27.000 millones de dólares para ser canjeados por los nuevos papeles de deuda del país. Sin embargo, 20.000 de esos 27.000 millones de dólares ya estaban en la cartera de los bancos y las AFJPs. Por lo tanto, las abultadas comisiones que cobraron fueron por hacer de intermediarios financieros ¡de sí mismos!
  • Blindaje: el blindaje solo permitió revertir el retiro de depósitos hasta marzo de 2001. A principios de ese mes comenzaron a circular evidencias de que Argentina no lograría cumplir con las metas de gasto público y déficit fiscal comprometidas con el FMI, con lo cual peligraban los futuros desembolsos. Los rumores de Default se reiniciaron y con ellos la salida de depósitos: a lo largo del mes de marzo se produjo una fuga de depósitos de 5.543 millones de pesos/dólares, la mayor salida mensual de depósitos de toda la historia Argentina.
  • Corralito, Corralón: El peso de la deuda externa sumado a los ajustes que se realizaban a costas del pueblo ahogaban al gobierno de De La Rúa y aumentaban el déficit fiscal. Los bancos tenían una gran exposición con el gobierno nacional, y la duda de que el Estado entrara en suspensión de pagos, alimentaba la posibilidad de una corrida bancaria. La duda en la capacidad de pago del país y la continuidad de la convertibilidad se reflejó en una creciente fuga de depósitos bancarios. En enero de 2001 los depósitos eran de aproximadamente US$ 85.000 millones de dólares, para pasar en marzo a US$ 79.000 millones de dólares. Una pérdida en dos meses de US$ 5.000 millones de dólares.

¿Cuántos PBI se robaron los grupos económicos y los funcionarios durante los casi 30 años de modelo neoliberal? Este modelo que finalizó en el año 2003 terminó con 25% de desempleo, 54% de personas pobres, 20% de indigente, 180.000 millones dólares de endeudamiento, la industrial al borde de la desaparición, esto es, la destrucción económica, social y política del país en beneficio de un grupo reducido de grande empresas y bancos que se llenaron de plata. El modelo neoliberal es la demostración de un modelo de corrupción estructural, y no de un modelo con gobiernos con hechos de corrupción.

Esta misma filosofía se comenzó a aplicarse nuevamente en la Argentina con la asunción de Mauricio Macri donde funcionarios como Federico Sturzenegger, Carlos Melconian y Rogelio Frigerio formaron parte esencial de ese modelo neoliberal.

Santiago Fraschina y Ramiro Bogado