De la falta de gas natural a la exportación. Breve análisis del Decreto 893/2016

Dos párrafos de la referida normativa alcanzan para advertir la nueva estafa, por cierto, mostrada con descaro por más confuso que el texto resulte. Mentiras flagrantes y fácilmente comprobables abundan en él. De comprobarse nuestras sospechas un accionar penal contra el Presidente y su ministro de Energía debería caer como fruto maduro.

Primer y segundo párrafos del Decreto 893
“Que por ello, sin perjuicio de la regla general establecida en el inciso 1 del Artículo 3° del Anexo I del Decreto N° 1.738/92, a los efectos de habilitar la asistencia entre la República Argentina y sus países vecinos, corresponde fijar normas especiales para el otorgamiento de permisos de exportación de gas natural en los casos en los cuales las exportaciones sean temporarias y destinadas a brindar asistencia en situaciones de emergencia, así como en situaciones que posibiliten la utilización de la infraestructura de los países vecinos para facilitar el transporte (tanto físicamente, como a través de intercambios comerciales) de ese gas natural y su posterior reingreso al mercado interno argentino”.

“Que en tales casos se permitiría alcanzar un incremento de la oferta de gas natural al mercado interno de la República Argentina, permitiendo el desarrollo de producción local que se ve imposibilitada de acceder al mercado argentino por insuficiencia en la capacidad de transporte local, y que por tanto dado el carácter transitorio y excepcional, las autorizaciones correspondientes no requieren de un análisis de impacto en los niveles de reservas de gas natural ni en el horizonte de reservas”.

ARTÍCULO 1° – Incorpórase al inciso (1) del Artículo 3° del Anexo I del Decreto N° 1.738 de fecha 18 de septiembre de 1992 y sus modificatorias, el siguiente párrafo: “Sin perjuicio de lo establecido en el párrafo precedente, en los supuestos de exportaciones temporarias destinadas a asistencia en situaciones de emergencia y aquéllas que sean necesarias para posibilitar la utilización de la infraestructura de los países vecinos para facilitar el transporte del gas natural al mercado interno argentino permitiendo el aumento de la producción de origen local, la autorización de exportación será emitida por el MINISTERIO DE ENERGÍA Y MINERÍA, una vez evaluadas las solicitudes de conformidad con la normativa vigente. El MINISTERIO DE ENERGÍA Y MINERÍA podrá emitir las normas complementarias que resulten necesarias”.

Sospechas
En primer lugar, obviamente que coincidimos en auxiliar cualquier país vecino que se encuentre atravesando situaciones de emergencia, aunque partiendo de la base de que dicha ayuda no afecte el interés general de nuestra población. Desentrañemos a continuación la verdadera intención del decreto, más algunas primeras reflexiones.

1) Es una mentira flagrante que un potencial aumento de la producción nacional encuentre hoy algún tipo de limitante en nuestra capacidad de transporte. Las últimas obras de expansión del sistema de transporte nacional, tanto en el ámbito de TGS como de TGN, están subutilizadas y cuentan con una importante capacidad ociosa que permitirían el transporte de un considerable aumento de la producción que por el momento no se avizora. Al respecto: capacidad de transporte ociosa en la cabecera de los gasoductos NEUBA I, NEUBA II y Centro Oeste: 15 a 20 millones de m3. En gasoducto Norte (sin contar gas boliviano): 18 millones de m3. Y gasoducto San Martín: 5 a 7 millones de m3.

2) No existe en ningún país vecino infraestructura de transporte que nos sirva para mover volúmenes físicos de gas entre diferentes puntos de nuestro propio sistema por lo que esta alternativa está totalmente descartada y solo figura como una distracción del verdadero objetivo. Para abundar en el análisis veamos cómo son las infraestructuras en cada uno de los países vecinos: Uruguay carece de infraestructura de transporte; si construyeran la planta de regasificación eventualmente podrían ser proveedores del mercado argentino. Paraguay no tiene absolutamente nada. Bolivia nos entrega gas en un punto y no existe ninguna otra posibilidad. Brasil, existiría alguna posibilidad de swaps, aunque muy costosos, para el caso que nos ceda gas boliviano y nosotros entreguemos gas en el sur de Brasil a través del gasoducto del Mercosur que podría llevar gas a Uruguayana, aunque falta infraestructura del lado brasilero para hacer viable esta alternativa. Chile, clave en todo esto, lo analizamos más adelante.

3) Los intercambios comerciales de los que habla el decreto son centrales en las sospechas generadas. Intercambios comerciales no físicos se llaman en la jerga gasífera “swaps” y consisten en entregar una cantidad determinada en un punto del sistema y recibir la misma cantidad en otro punto del sistema sin trasladar las moléculas de gas entre esos dos puntos.

Por ejemplo: si una empresa (A) tiene un contrato de compra de gas en la cuenca Neuquén pero precisa ese gas en el norte de Córdoba, puede buscar otra empresa (B) con necesidades inversas, es decir que tenga un contrato de gas en el gasoducto norte y precise ese gas en Bahía Blanca, con quien realiza el acuerdo de swaps. La empresa A entrega su gas en cuenca neuquina a la empresa (B) y lo recibe en el norte de Córdoba por cuenta de la empresa (B) evitándose ambas empresas costosas tarifas de transporte.

4) Y ahora vayamos al grano. El complejo productivo Methanex está ubicado en el sector de Cabo Negro en la región de Magallanes, a 28 kilómetros al norte de la ciudad de Punta Arenas. Desde esta ubicación estratégica, Methanex envía metanol a los mercados de Asia, Norteamérica, Sudamérica, Europa y Sudáfrica. Explica la empresa en su portal oficial que originalmente Methanex operó cuatro instalaciones de producción en Cabo Negro, pero que “debido a las restricciones en el suministro de gas natural, las operaciones de Methanex en Chile están funcionando a niveles de capacidad reducidos”. Breve paréntesis: las restricciones en el suministro fueron producto de la decisión del Presidente Néstor Kirchner de cortar las exportaciones de gas al hermano país, exportaciones heredadas del neoliberalismo y que afectaban seriamente nuestra seguridad energética nacional. Finalmente y del mismo portal leemos también que “nos encontramos en proceso de trasladar dos de nuestras plantas de Chile a Geismar, Luisiana”. Pues bien, una de ellas ya fue trasladada y produce desde enero de 2015. La otra sigue emplazada en su sitio original y, por supuesto, necesita gas. A confesión de parte relevo de pruebas.

5) Y aquí es donde empezaría a funcionar el sistema de swaps con Chile. La Argentina le entregaría gas rico, es decir, con valor petroquímico a Methanex en Punta Arenas proveniente de nuestra cuenca fueguina y recibiría ese gas desde alguna de las dos plantas regasificadoras que tiene Chile: Quinteros a la altura de Santiago por el gasoducto GasAndes o la de Atacama en el norte a través del Norandino.

Gasoductos Methanex que serían activados para el swaps (subrayados en amarillo):


Fuente: Elaboración propia en base a ENARGAS “Gasoductos de Exportación”. http://www.enargas.gov.ar/Publicaciones/Informes/Trim/08-027/Gasoductos.pdf

Vayamos al estado de los gasoductos NorAndino y GasAndes. La empresa operadora del primero anunció poco tiempo atrás que ya está activo:

La empresa GasAndes lo mismo:

Funcionamiento del swaps
Las líneas verdes marcan el ingreso del gas a la Argentina (importación), mientras que las rojas el egreso (exportación). En suma, un negocio a dos puntas del ministro Aranguren: la Argentina ayudaría en el desarrollo de la industria petroquímica chilena en competencia con nuestra propia industria (resulta obvio que Methanex agradecería generosamente a quien le resuelva este problema), a cambio de recibir en compensación el gas provisto por Shell a Chile.


Fuente: Elaboración propia en base a ENARGAS “Gasoductos de Exportación”. http://www.enargas.gov.ar/Publicaciones/Informes/Trim/08-027/Gasoductos.pdf

Desconocemos las condiciones de precios de este probable intercambio que podría llevar el escándalo de la cuestión gasífera a niveles estratosféricos, sobre todo visto que la perforación de pozos totales se desplomó un 36% entre enero y mayo de 2016 en relación a igual período de 2015 (ver en bibliografía “Cepo al autoabastecimiento”) y todo con una YPF (primer actor gasífero del mercado argentino) reduciendo sus inversiones un 25% interanualmente (ver “El saboteo a YPF es un saboteo a la seguridad energética nacional”).

Por último, quisiéramos agregar la siguiente reflexión: nos tienen entretenidos con las acciones que posee Aranguren en la Royal Dutch Shell. Pero más grave que todo esto son las consecuencias de dicha titularidad, desde que los negocios que el ministro le está obsequiando a Shell (así como a otras petroleras, como por ejemplo los que implican la importación de petróleo a 46 dólares el barril y la venta en el mercado interno a 67,5) son ya flagrantes y no paran de acumularse.

Conclusiones
Se impone confirmar si el Decreto 893 se pensó para hacer efectivo el negociado del swaps. A propósito, resulta importante señalar que el intercambio no implica una exportación neta, ya que se supone que los volúmenes enviados al otro lado de la frontera son iguales a los importados. No obstante, de comprobarse el swaps habría que preguntar al Ministerio de Energía los precios de exportación (los de importación fueron comunicados por el ministro).

La gravedad del hecho pasaría más bien y en primer lugar, por haber pergeñado la importación con Shell a través de Chile para asegurar el swaps; en segundo lugar, por colocar al borde del congelamiento masivo a los fueguinos, ya que como es sabido hubo faltante de GLP (gas envasado) en la provincia que debió ser compensado con GLP desde Río Gallegos (ver bibliografía). ¿Habrá sido por el inicio de las exportaciones a Methanex? En tercer lugar, afectar la provisión de gas de todo el país desde que la provincia de Tierra del Fuego produce cerca del 10% del gas a nivel nacional y deriva prácticamente la mayoría al continente. Y en cuarto y último, haber mentido a la población con la escasez gasífera (ya refutada por nuestro Observatorio en informe “El Ministerio de Energía confirma que el tarifazo gasífero es una aberración”) para justificar importaciones de gas desde Chile cuando en el peor de los casos podrían haberse contratado embarques a países efectivamente productores y exportadores. Claro que esta alternativa no hubiera cerrado a los intereses detrás de Methanex y de Shell.

Como sea, Aranguren debería explicar rápidamente este decreto, y debería hacerlo públicamente, asegurándonos a los argentinos que por los gasoductos con destino a Methanex no circulará ni una sola molécula de gas. En igual sentido, debería el Parlamento Nacional crear una Comisión Bicameral para estudiar en detalle esta cuestión, desde que la provisión de gas hace a nuestra seguridad nacional y este decreto, que omite priorizar el mercado interno y el estado de las reservas comprobadas, constituye una gravísima amenaza.

En fin, volver a colocar al pueblo argentino a disposición de Methanex y los intereses económicos privados de uno y otro lado de la Cordillera como en los noventa (ahora se efectivizaría a través de las importaciones desde Chile vía Shell) no es una opción en una Argentina que expandió su economía más del 80% entre 2003 y 2015, e incrementó su consumo energético exponencialmente producto de un mercado interno pujante y un proyecto socialmente inclusivo. Mucho menos es una opción en la Argentina que la administración macrista asegura haber heredado, donde falta energía y sobre todo gas natural.

Federico Bernal
Bibliografia
“El Ministerio de Energía confirma que el tarifazo gasífero es una aberración”
http://www.oetec.org/nota.php?id=1933&area=14″Cepo al autoabastecimiento (medido en pozos perforados totales)” http://www.oetec.org/nota.php?id=1960&area=1

El saboteo a YPF es un saboteo a la seguridad energética nacional http://www.oetec.org/nota.php?id=1957&area=1

Faltante de GLP http://www.radiouniversidad.com.ar/2015/07/21/no-alcanza-el-gas-envasado-pero-tampoco-se-habilita-el-gas-de-red-melella-cargo-contra-la-imprevision-y-la-falta-de-inversiones/

Faltante de GLP 2 http://www.airelibre.com.ar/2015/07/22/opinion-falta-gas-licuado-en-la-provincia-de-tierra-del-fuego/)