Un par de datos sobre el salario real en la Argentina de 2017.

 


En el primer gráfico se muestra la evolución histórica del salario real. El salario registrado privado promedio se actualiza mes a mes en esta fuente de datos. Los datos llegan hasta 2016, desde 2017 se estima (de manera benigna) el ajuste en base a los ajustes de años anteriores para cada mes, moderando los picos.

g1

 

El segundo gráfico estima la pérdida de poder de compra desde diciembre de 2016, considerando un salario que no se movió desde entonces. Es para que cualquiera pueda tener una mirada de su propia situación.

Cabe destacar que son estimaciones promedios. En general la inflación afecta con más fuerza a los salarios que están por debajo del promedio que a aquellos que quedan por encima.

g2

Un sueldo promedio tuvo en abril un poder de compra de 9,3% % menos que en diciembre de 2016, si es que no tuvo ajustes positivos en el medio. El acumulado durante 2017, muestra que en 4 meses la masa salarial de esos cuatro meses perdió de manera sumada un 22,4% de un sueldo de diciembre.

Entonces, la fuerte inflación de 2017 está lastimando el salario de los trabajadores registrados de la Argentina. Lo cual, asociado a un modelo que favorece la especulación financiera y que no tiene un plan industrial o productivo en su baremo, forma parte de los fundamentos del deterioro social, productivo y económico de la Argentina macrista.