Política monetaria, tasa de interés y mecanismos de transmisión


A esta altura del año, resulta evidente que el cumplimiento de la meta superior de inflación (17% i.a. en diciembre) que fijó el BCRA para 2017 se encuentra severamente cuestionado. Aun cuando se cambie el indicador con que se determina esta meta, queda claro que la dinámica nominal dista de ubicarse dentro de los objetivos prefijados.

En este sentido, bajo un esquema de Metas de Inflación, lo esperable sería una suba de la tasa de interés como respuesta de política. Según el propio BCRA, esta suba induciría una baja de la inflación mediante una caída en la actividad económica, el tipo de cambio y/o las expectativas de inflación. Estos tres serían los denominados “mecanismos de transmisión” de la política monetaria.

Sin embargo, más allá de esta enumeración, a la fecha la autoridad monetaria no ha indicado de forma precisa de que manera y en qué plazo espera que la suba de tasas afecte la dinámica de precios. Con el objetivo de realizar una primera aproximación sencilla a los efectos dinámicos de la política monetaria, se realizan estimaciones mediante Vectores Autorregresivos (VAR) en línea con la literatura sobre este tema.

Aún con importantes limitaciones que deben ser tenidas en cuenta, encontramos que una suba en la tasa de interés tiene escaso efecto sobre la dinámica de los precios, aunque un impacto negativo más significativo en la actividad económica. Al mismo tiempo, la evidencia tiende a sugerir la importancia central del canal cambiario en la determinación de los precios. La evidencia aquí presentada sugiere que aún si el único objetivo del BCRA es la meta de inflación, para evitar fuentes de inestabilidad, la autoridad monetaria debería presentar debida atención a la dinámica del sector externo.
Descargar NdE-11 (clik aquí)