Terremoto en el cartel de empresas energéticas con poder ministerial. La verdad…


12-04-2017 | Podríamos esperar al “diario del lunes” y antes de lanzar una hipótesis sobre la renuncia de José Luis Sureda, aguardar confirmación de su reemplazante (ya se deslizan algunos nombres). Pero no vamos a esperar, aunque nos cueste un análisis equivocado, porque el ejercicio de reflexionar la estafa energética de la que el pueblo argentino es víctima no puede estar sujeta a especulaciones de ningún tipo. Ayer 12 de abril, presentó su renuncia indeclinable a la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos el ex vicepresidente de Gas de Pan American Energy (PAE), José Luis Sureda. Se esgrimen dos razones desde los medios de comunicación (oficialistas y opositores por igual): 1) La denuncia de Elisa Carrió por “presuntas negociaciones incompatibles con la función pública” (fines de 2016), habría resultado insostenible para el ex funcionario e insostenible de defender para el Poder Ejecutivo Nacional, es decir, Aranguren; y 2) El pésimo desempeño en la producción de crudo desde diciembre de 2015, siendo que Sureda presidía la secretaría directamente ligada al devenir del petróleo. También se desliza por ahí un ridículo incidente periodístico y hasta el autoritarismo del CEO-ministro (planteado por el mismísimo Sureda en su carta de renuncia). Obviamente, creemos que nada de esto. Sureda es un hombre de Bulgheroni, uno de los grupos más poderosos de la Argentina y la región. Su alejamiento expresa la puja de poder dentro del cartel de empresas al frente del ministerio de Energía de donde PAE ha resultado clara derrotada, más que que producto del autoritarismo de Aranguren, del descontrolado avance de la Royal Dutch Shell en connivencia con una administración desembozadamente pro-británica (o si se prefiere, alineada a los intereses económicos y geopolíticos británicos en América del Sur, el país, la Antártida y el Atlántico Sur).


La reciente visita del Presidente a Holanda se enmarca en la consolidación del interés británico -nacional y de sus empresas de bandera- en la República Argentina. Mucho tuvo que ver con su viaje el anuncio de una eventual compra de los activos de Shell por parte de YPF. Ahora bien, es sabido que YPF puede vender los combustibles más baratos que Shell, Axion y demás jugadoras del downstream. Estas dos compiten en calidad y tienen precios similares; YPF compite en precio y las aplasta por escala. Pero si YPF toma las 630 estaciones de servicio de Shell -la marca Shell se mantiene-, entonces más del 70% del mercado (tándem YPF-Shell) vendería combustibles a precios más baratos que Axion. Resumiendo: Shell se hace barato de golpe y Axion queda solita como la más cara, en un mercado que tiende a la baja; y un mercado que tiende a la baja con un pueblo cada vez más ajustado es un mercado cuyos usuarios se vuelcan masivamente a “precios” en detrimento de “calidad”. Axion pierde como en la guerra; YPF también (ver bibliografía) y la reina Máxima descorcha champagne en las oficinas centrales del Grupo Shell en La Haya, vía Skype con el CEO-ministro Juan José Aranguren.

Pan American Energy como empresa energética
No se puede comprender lo sucedido con Sureda sin dimensionar el rol de su empleador en el sector energético argentino.

PAE es la segunda empresa hidrocarburífera en importancia después de YPF, ambas integradas. En 2016, fue la tercera productora de gas, con un 12,8% y la segunda de crudo, con un 19,1%. Opera Cerro Dragón, el mayor yacimiento de petróleo convencional del país. Según expuso en la última audiencia pública del gas un ejecutivo de la firma, “PAE aumentó su producción de gas un 76% pasando de 11 a 20 millones de m3 de gas por día entre 2011 y 2016, que significó un incremento en un 81% de su participación en la producción de gas natural en la Argentina”. En efecto, la apuesta gasífera de la empresa propiedad de BP y Bridas (Bulgheroni y la estatal china CNOOC) fue espectacular. Pero también lo fue el ingreso al downstream, operación que se realizó en 2012 a través de la compra de la red de estaciones de servicio a ESSO y su refinería de Campana. Su marca es Axion Energy Argentina S.A, y es el tercer actor en importancia (medido en venta de combustibles) apenas debajo de Shell.

Del párrafo precedente destacamos pues dos cuestiones: 1) El principal competidor de PAE en el upstream es YPF, ambos con fuerte presencia en Vaca Muerta; 2) El principal competidor de PAE (Axion) en el downstream es Shell. Debajo, los gráficos que ilustran estas dos cuestiones medulares:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Sobre estas cuestiones, estratégicas creemos en la renuncia de Sureda, volveremos al final.

¿”Caída del petróleo” como razón?
Atribuirle la responsabilidad al Secretario de Recursos Hidrocarburíferos del pésimo desempeño petrolero y gasífero de la administración macrista es, cuanto menos, una pavada.

En primer lugar, si hay alguien a quien echarle la culpa de la caída en la producción, no ya de petróleo sino de lo que vienen a ser los insumos fundamentales de las matrices energética primaria y secundaria, es decir, de aquellos recursos capitales para el normal funcionamiento del país, no es a un funcionario con rango de “secretario” sino a su jefe y máxima autoridad de la cartera energética nacional. En todo caso, la renuncia de Sureda debió haber sido parte de la renuncia de toda la gestión Aranguren, incluyendo por supuesto al ministro.

Vale la pena recordar los resultados del primer año de macrismo energético: a) Caída de petróleo del 3,8% en 2016 en relación a 2015, la peor merma desde 2011; b) Crecimiento de la producción gasífera gracias a un solo yacimiento y heredado del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, es decir, no hubo prácticamente ninguna nueva producción de gas atribuible a la gestión macrista; c) Perforación de pozos en su nivel más bajo desde 2012; d) Tres de las cuatro principales provincias petroleras se vinieron a pique en 2016 en su producción de crudo (-4,4% promedio); d) Las importaciones de crudo están (medidas en volúmenes) en su peor nivel desde la renacionalización de YPF; y e) La producción de Vaca Muerta se desplomó en 2016 como nunca desde el inicio serio de su explotación, esto es, a partir de 2012. Cabe agregar que ninguno de estos parámetros muestra signos de recuperación en lo que va del año, por cierto, iniciando su segundo trimestre. Todo lo contrario.


Fuente: OETEC en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Si hay alguien a quien echarle la culpa de la caída en la producción, no ya de petróleo sino de lo que vienen a ser los insumos fundamentales de las matrices energética primaria y secundaria, es decir, de aquellos recursos capitales para el normal funcionamiento del país, no es a un funcionario con rango de “secretario” sino a su jefe y máxima autoridad de la cartera energética nacional. En todo caso, la renuncia de Sureda debió haber sido parte de la renuncia de toda la gestión Aranguren, incluyendo por supuesto al ministro. Para tomar real dimensión del desplome (ver gráfico), el volumen perdido (1.228.995 metros cúbicos menos de crudo extraídos) equivale al 91% de la caída en la producción sumada de 2012, 2013 y 2014.

En segundo lugar, el desplome de la producción de crudo y el estancamiento de la producción nueva de gas es el resultado de una política deliberada, como tantas veces fuera explicado por este Observatorio (ver bibliografía). Es decir, el desplome es un objetivo buscado y que se propone generar -a esta altura, consolidar- las condiciones que justifican medidas de ajuste en el sector (léase, tarifazo). En otras palabras, se trata de hacer realidad la tan mentada y blandida “crisis energética”, en una fórmula de doble resultado: se mejoran las perspectivas de Shell como proveedor energético a la vez que, en nombre de la lucha contra el cambio climático, se va sustituyendo el uso de combustibles fósiles en el mercado interno (vitales para una energía abundante y barata) y con ello la generación de un mayor excedente exportable a menor costo.

Pero hay algo todavía más importante. Un día antes de conocida públicamente la renuncia de Sureda, el diario Clarín lanzaba la nota cuya imagen colocamos debajo:


Fuente: Diario Clarín, 10 de abril de 2017. Se lee: “El nivel de producción retrotrae a la industria petrolera argentina a 1991, con costos de estructura superiores a los de aquella época”, destacan analistas del sector. “La tendencia de declinación fuerte retomada en mayo 2016 tras un 2015 estable (…) -, consolida un proceso del que será difícil salir, y que desembocará en una tendencia importadora más marcada”, señala un informe especializado que circula en estos días entre empresas y políticos”.

Llama poderosamente la atención que Clarín -socio de la administración nacional- publique con semejante título una nota directamente vinculada con el área del funcionario saliente, anticipándose a la salida, por supuesto. Primero, porque lo sucedido con el crudo no es ninguna novedad. Segundo, porque se podría haber evitado la comparación con 1991, es decir, afirmar indirectamente que Sureda es el peor funcionario petrolero de los últimos 26 años es, como mínimo, sospechoso. ¿Será que esta nota se pensó para tapar otra cosa?

¿”Conflictos de interés” como razón?
Más allá de señalar que, si de alguna denuncia tiene que ocuparse Elisa Carrió es de la formulada durante una década al actual Presidente de la Nación (entre 2003 y 2013/14), creer que la renuncia de Sureda fue consecuencia de su denuncia presentada a fines del año pasado por “negociaciones incompatibles con la función pública” es una estupidez.

Primero, la denuncia cayó en manos del señor Bonadío, es decir, en manos del macrismo. Segundo, Bonadío no se expidió ni emitió ningún comentario. Tercero, si la renuncia obedece a la presión de Carrió, ¿cómo no renunciaron también el subsecretario de Refinación y Comercialización, Pablo Popik, y el director nacional de Gas Licuado de Petróleo, Luis Barile, ambos incluidos en la denuncia y de muchísima menor espalda que Sureda? Cuarto y más importante, afirmar que Sureda renunció por lo insostenible de sus “conflictos de interés” sería creer que hay un Ministerio en lugar de una cámara de empresas, que dicho Ministerio está conducido por un hombre probo como Aranguren carente de todo conflicto entre su función y la empresa Shell, y que no hay intereses contrapuestos entre las empresas con representación ministerial. Si Sureda efectivamente dejó el cargo porque Aranguren le quitó su respaldo, es porque Aranguren también lo habría perdido. ¿Por qué? Porque si alguien tiene insalvables conflictos de interés es el ex CEO de Shell y ex accionista de la Royal Dutch Shell (incluso para Carrió). Sureda es, como reza el dicho popular, un poroto al lado de Aranguren.


¿Por qué Carrió no denunció a Aranguren? Shell pasó de proveer el 8,7% del total de GNL el año pasado al 40% para 2017. Es decir, el Grupo Shell será el principal proveedor de gas licuado para la Argentina. Y si sumamos las importaciones provenientes de Chile -indirectamente provistas por la misma corporación-, encontramos que la petrolera angloholandesa es la segunda proveedora de este fluido a nivel nacional.

Carrió denunció a Sureda por incompatibilidades en el mercado de las garrafas donde PAE es parte del negocio. ¿Habrá sido parte de una estrategia para debilitar a PAE, competidora de Shell?

Las verdaderas razones…
No se puede desvincular la renuncia de Sureda de una noticia que sí conmovió al sector y es la que recordamos acá:


Fuente: Diario La Nación, 10 de abril de 2017 (ver bibliografía). Como fuera explicado por este Observatorio días pasados, YPF está en poder del Ministerio de Energía, a su vez en manos de Shell. Por lo tanto, es el Ministerio de Energía el interesado en que YPF adquiera los activos de Shell, porque es política global del Grupo Shell el desprendimiento de este tipo de activos y porque al hacerlo además debilita a YPF y anula totalmente a su principal competidora en el downstream, la empresa Axion propiedad de PAE.

Un día antes de conocida la renuncia de Sureda, aparecía esta noticia en la prensa. En nuestro informe respecto de esta opereta (ver bibliografía), afirmábamos que “de concretarse la operación de compra de activos de Shell por YPF estaríamos en presencia de una nueva estafa contra la seguridad nacional… dado que debilitaría fuertemente a la estatal petrolera, la principal empresa energética del país”.

Pero con la renuncia de Sureda, a lo anterior debemos agregar el siguiente razonamiento: no solamente se trata de una jugada magistral en el debilitamiento generalizado de YPF por parte del Grupo Shell, sino también un ataque liso y llano contra PAE (Axion), principal competidora de Shell en el mercado del downstream. Véase, en este sentido, lo ocurrido en 2016 con el mercado de los combustibles y compárese con el gráfico del primer apartado, el que resume la participación de empresas en este segmento pero para 2015. Como se aprecia, antes de asumir Macri la presidencia, Axion estaba empatada con Shell. ¿Qué pasó en 2016? Pasó esto:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. En 2015, ambas empresas estaban empatadas en su cuota de mercado, pero en 2016 Shell le sacó 1 punto y medio de ventaja. Cabe recordar que la empresa del CEO-ministro creció en su cuota de mercado de combustibles el año pasado un 12% interanual, contra un 5% para Petrobras, un 3% para Axion y una retracción del 4% para YPF.

¿A qué vamos con lo anterior? La venta de estaciones de servicio de Shell y su refinería a YPF, operación cerrada por Macri en su última visita a Holanda, donde reside la Casa Matriz de la Royal Dutch Shell, asesta un golpe funesto a las pretensiones de PAE de seguir creciendo en el mercado de los combustibles (al que está apostando un dineral desde hace más de un lustro).

YPF, la principal competidora de PAE en el upstream, en poder del Grupo Shell a través del Ministerio de Energía, se convierte en un monstruo de los combustibles al incorporar las 630 estaciones de Shell. Comercializará sus propios combustibles, a precios bajos (ventaja histórica de la estatal) pero con la marca “Shell”.

El golpe es, como dijimos, magistral y doble de parte de la compañía del CEO-Ministro: recibe entre 900 a 1.500 millones de dólares del Estado argentino por vía de YPF, inversión que seguro destinará a consolidar su posición en Vaca Muerta (asociada a YPF); obliga a YPF a desinvertir porque no podrá tener una participación del mercado de más del 70% (sumando la cuota de Shell) y mantiene la marca de sus estaciones que podrán vender combustible a menores precios que el resto de las competidoras. Por su parte, Axion quedará con una cuota real menor de cerca de 60 puntos porcentuales en relación al tándem YPF-Shell.

¿Puede extrañar a alguien la renuncia de Sureda en este contexto? Axion explicaba prácticamente la totalidad de las compras de crudo producidos por PAE en el país, en un mercado donde la producción de crudo sobra porque se desploma la demanda y el sistema gasífero se vuelca a la importación en poder de Shell. Por si quedan dudas, la imagen que sigue, bastante censurada por cierto:


Fuente: Diario Clarín, 21 de marzo de 2017. La nota se publicó días antes del arribo de Macri a Holanda (24 de marzo), donde reside la Casa Matriz del Grupo Shell.

¿Quién es Richard Spies, el entrevistado y CEO de PAE? Es el representante de BP, la británica que controla el 60% del paquete accionario de Pan American Energy. Sus declaraciones fueron sumamente perjudiciales para la estrategia energética del macrismo y su tarifazo. ¿Qué dijo el británico Spies, reiterando lo manifestado por el enviado de PAE a la audiencia pública del gas del 10 de marzo (ver bibliografía)? Textualmente de Clarín: “El ejecutivo contó que su empresa, en la que participan la británica BP (60%) y la chino-argentina Bridas (40%), invirtió más de US$ 13.000 millones en diez años”.

Y luego, ante la pregunta de Clarín “Usted anunció que se ha aumentado la producción de gas”, el número uno de PAE respondió: “Sí, gracias a los precios incentivos que nos dieron los últimos dos gobiernos, reportamos por la inversión en gas tight en Neuquén pero también estamos invirtiendo en Tierra del Fuego para desarrollar más gas, también en Chubut y Salta. Pero en Neuquén el gas tight es importante, hemos hecho mucho en un bloque que se llama Lindero Atravesado, donde aumentamos la producción desde 1 millón de metros cúbicos por día a más de 3 en un período de dos años”. No hay que ser un genio para darse cuenta que tales declaraciones, insistimos, de parte del CEO de la controlante de PAE, constituyeron un durísimo golpe para la justificación del tarifazo. ¿Se puede invertir sin incrementar en un centavo el precio en el PIST a lo establecido por el kirchnerismo? El número uno de la empresa privada integrada más importante del país, tercera productora de gas y segunda de crudo afirma que sí, que sí se puede.

Conclusiones
Ninguna de las razones transmitidas por la prensa, esto es, bajadas desde el Ministerio de Energía en relación a la renuncia de Sureda son creíbles; mucho menos verdaderas (con excepción de una reciente nota de Ámbito, que lleva declaraciones de uno de los autores de este informe).

¿Por qué renunció entonces Sureda? Por indicación de Spiers. Es que la alianza con el Grupo Shell, en poder del ministerio de Energía, está rota, al menos por ahora. La relación entre la administración nacional y el interés británico, ratificado por la visita de Macri a Holanda y la sumisión de Cancillería al Foreign Office, ha superado todas las expectativas y, en el caso de los competidores de Shell, resulta a todas luces insostenible.

Es en este contexto que debe analizarse la exposición de PAE en la audiencia pública del 10 de marzo planteando un “no positivo” al tarifazo; es en este contexto que debe analizarse la denuncia de Carrió contra Sureda; es en este contexto que deben mensurarse las declaraciones de Spiers, la potencial opereta de compra de los activos de Shell por YPF y, por último y obviamente, la renuncia de Sureda.

A modo de síntesis: La reciente visita del Presidente Macri a Holanda se enmarca en la consolidación del interés británico -nacional y de sus empresas de bandera- en la República Argentina. Mucho tuvo que ver con su viaje el anuncio de una eventual compra de los activos de Shell por parte de YPF. Ahora bien, es sabido que YPF puede vender los combustibles más baratos que Shell, Axion y demás jugadoras del downstream. Estas dos compiten en calidad y tienen precios similares; YPF compite en precio y las aplasta por escala. Pero si YPF toma las 630 estaciones de servicio de Shell -la marca Shell se mantiene-, entonces más del 70% del mercado (tándem YPF-Shell) vendería combustibles a precios más baratos que Axion. Resumiendo: Shell se hace barato de golpe y Axion queda solita como la más cara, en un mercado que tiende a la baja; y un mercado que tiende a la baja con un pueblo cada vez más ajustado es un mercado cuyos usuarios se vuelcan masivamente a “precios” en detrimento de “calidad”. Axion pierde como en la guerra; YPF también (ver bibliografía) y la reina Máxima descorcha champagne en las oficinas centrales del Grupo Shell en La Haya, vía Skype con el CEO-ministro Juan José Aranguren.

Y sobre los “conflictos de interés”, ya que estamos, aprovechamos para recordarle a la señora Carrió los del señor Aranguren:


Fuente: OETEC.


Fuente: OETEC. Señora Carrió: El Grupo Shell actúa en los siguientes niveles del sector energético nacional: 1) producción de energía primaria (petróleo y gas natural); 2) oferta interna de energía primaria (importación de gas) para consumo final; 3) producción de energía secundaria (gas por red, gas licuado y combustibles líquidos derivados del petróleo); y 4) oferta interna de energía secundaria (importación de gas por red, comercialización de gas licuado y combustibles líquidos derivados del petróleo) para consumo final. El gas natural es, a su vez, insumo principal de la generación térmica al participar con el 82% del combustible utilizado, siendo que la termoelectricidad representó el 66% de la generación total de electricidad (febrero de 2017). Como puede apreciarse, la subsidiaria Shell de la que Aranguren fue CEO durante una década (renunció el 30 de julio de 2015), participa en absolutamente todos los niveles del mercado ampliado de la energía, sea directa como indirectamente (a través de su Casa Matriz, el Grupo Shell, del que Aranguren fue accionista hasta septiembre del año pasado). ¿Conflictos de interés? Ya no hay más “conflictos”, sólo “intereses”.

Bibliografia
OETEC (10/04/2017) ¿Compra de Shell por YPF? La frutilla del postre… pero de un postre podrido
http://www.oetec.org/nota.php?id=2502&area=1

OETEC (2/04/2017) Un “boom” en Vaca Muerta… hasta la llegada de Macri y Aranguren
http://www.oetec.org/nota.php?id=2488&area=1

OETEC (27/03/2017) Juan José Aranguren: CEO-ministro del 2016 y los años que vendrán…
http://www.oetec.org/nota.php?id=2476&area=1

OETEC (23/03/2017) La destrucción de YPF – Año 2016
http://www.oetec.org/nota.php?id=2462&area=1

OETEC (17/03/2017) PAE en la audiencia pública del gas: el tarifazo sin la más mínima razón de ser
http://www.oetec.org/nota.php?id=2443&area=2

OETEC (8/03/2017) Crecimiento de la producción gasífera en 2016: gracias a un solo yacimiento y de la pesada herencia
http://www.oetec.org/nota.php?id=2422&area=5

OETEC (28/02/2017) Por qué YPF debe ser declarada “cuestión de seguridad nacional” y su sabotaje denunciado en el Congreso
http://www.oetec.org/nota.php?id=2397&area=1

OETEC (22/02/2017) Tres de las principales cuatro provincias petroleras registraron fuertes caídas en 2016 (promedio del desplome: -4,4%)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2380&area=1

OETEC (16/02/2017) Así se fabrica una “crisis energética”: desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía
http://www.oetec.org/nota.php?id=2371&area=1

OETEC (3/02/2017) La “Grieta Shell-YPF” y los intereses del señor Aranguren (no hay más “conflictos”)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2337&area=1

OETEC (2/02/2017) Flexibilización laboral e hidrocarburos: trabajadores felices y con plenos derechos… ¡SÍ SE PUEDE!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2336&area=2

OETEC (17/01/2017) El cuádruple éxito del CEO-ministro a un año del Grupo Shell en el poder
http://www.oetec.org/nota.php?id=2288&area=1

OETEC (12/01/2017). Se desploma la producción de petróleo: la peor caída desde 2011
http://www.oetec.org/nota.php?id=2284&area=1

OETEC (11/01/2017) La contrarrevolución del empleo. ¿Despedir y cercenar derechos a los trabajadores para apuntalar Vaca Muerta?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2281&area=1

OETEC (10/01/2017) Inversiones por 5.000 millones en Vaca Muerta: ¿Nuevas inversiones? ¿Boom del shale macrista?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2280&area=1

OETEC (29/12/2016) El diario La Nación confirma sabotaje a YPF (o la estafa de Shell al frente del Ministerio de Energía)
http://oetec.org/nota.php?id=2263&area=1

OETEC (13/12/2016) 13 de diciembre, día del petróleo y la paradoja británica: del carbón galés al GNL de Shell
http://www.oetec.org/nota.php?id=2238&area=2

OETEC (9/11/2016) El sabotaje macrista a YPF: pérdidas por miles de millones de dólares para la empresa. ¿Y para el país?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2176&area=1

OETEC (19/10/2016) YPF: la peor caída en pozos perforados desde su renacionalización
http://www.oetec.org/nota.php?id=2137&area=1

OETEC (28/09/2016) OETEC denuncia que “YPF se suma a la estafa de las petroleras contra el pueblo argentino”
http://www.oetec.org/nota.php?id=2098&area=2

Nota de Ámbito con declaraciones de uno de los autores de este informe y director del OETEC, Federico Bernal
http://www.ambito.com/879180-denuncias-de-carrio-la-oferta-de-ypf-por-shell-y-una-renuncia-indeclinable-destaparon-interna-en-energia

Diario Clarín informando del desplome petrolero
https://www.clarin.com/ieco/produccion-petroleo-volvio-niveles-1991_0_HJJFxvF6g.html

Diario Clarín con la entrevista a Spiers
https://www.clarin.com/ieco/economia/pae-secreto-invertir-argentina-entenderla-bien_0_SJzTSa0ox.html