Cambios en el poder de compra


La fuerte caída del consumo registrada en el 2016 es resultado del deterioro del salario real. Para la consultora Ecolatina, la pérdida del poder adquisitivo para los trabajadores formales habría sido del 6 por ciento el año pasado. Algunas otras estimaciones que elevan ese porcentaje algunos puntos más.  El retroceso salarial no fue homogéneo debido a los diferentes cierres paritarios. La caída del poder adquisitivo fue encabezada por los obreros de la construcción (- 11 por ciento), escoltados por trabajadores textiles (- 9,6), empleados de comercio (-8,6), estatales (- 8), gastronómicos (- 7,9), camioneros (-7,5) y metalúrgicos (- 6,2), según los datos de Ecolatina. El porcentaje de reducción de la masa salarial global es mayor si se tiene en cuenta la pérdida de empleos y las retribuciones de los trabajadores informales (cuya recomposición salarial y/o ingresos siempre evolucionan por debajo de los empleados “en blanco”).

Descargar Informe