Tarifazo y pobreza energética. Del anarco-mercadismo español al argentino


Entre tarifazo y pobreza energética existe una relación directamente proporcional. Más se encarece la energía, más se incrementan las familias obligadas a destinar un porcentaje progresivo de sus ingresos al pago de las facturas de electricidad y gas; hasta que ya no lo puedan hacer más. Súmese a ello el neoliberalismo económico, con sus tradicionales recetas de ajuste y austeridad. La pobreza energética entra por doble vía: se reducen ingresos, a la vez que se incrementa el peso de la energía en los egresos. La pobreza energética no reconoce fronteras ni clases sociales, aunque empieza por los hogares más vulnerables. A propósito, la Argentina no es el único país que sufre esta deplorable situación. Las poblaciones del occidente europeo, como hemos venido analizando durante todo 2016, sufren todavía más. En este trabajo nos centraremos en España, donde los precios de la electricidad se dispararon, una vez más, producto de la política energética mercadista de la administración Rajoy y la absurda dependencia del sistema energético de las condiciones del tiempo. En efecto, luego de casi una década de incorporación de renovables intermitentes (eólica y solar), sumado a un interminable paquete de políticas de ajuste y una total anarquía eléctrica de mercado, la falta de viento para las eólicas y de lluvia para las hidroeléctricas terminan por fijar la tarifa pagada por los españoles. Las consecuencias son funestas: según datos de la Asociación de Ciencias Ambientales (ver bibliografía), el 2016 cerró con un saldo de 5,1 millones de habitantes españoles (11% de los hogares) bajo la línea de pobreza energética. ¿Y a qué viene el caso español? A que desde el 10 de diciembre de 2015, la Cámara de empresas energéticas al frente del Ministerio de Energía de la República Argentina está tomando las mismas medidas que condujeron a España al desastre: anarquía de mercado, desregulación, concentración de empresas (que además cartelizan), extranjerización del sector, tarifazos, incorporación masiva de renovables intermitentes con destrucción de las fuentes de generación más baratas y de suministro más abundante (nuclear e hidráulica), empoderamiento financiero, etc. Conforme avanza el plan de ajuste macrista sobre el consumo popular y conocida la última modificación de los cuadros tarifarios para la luz -con aumentos que van del 60 al 148%, es decir, muy por encima de cualquier paritaria-, la pobreza energética se encamina a hacer estragos sobre nuestra población. ¿Acaso hay otro futuro posible cuando el anarco-mercadismo energético se hace del poder? La crudeza de los datos españoles demuestra que no.


Fuente: Diario 20 Minutos, España (ver bibliografía). Se lee: “…Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2007 -un año antes de estallar la crisis- el gasto medio anual en electricidad y gas de los hogares españoles era de unos 700 euros. En 2015, aumentó en más de un 42%, situándose en 1.000 euros, unos 300 euros más…”.

La luz al ritmo de la desigualdad
Los aumentos de la luz en España superan los 100 euros por MW/h. Grandes empresas energéticas, gobierno y sectores del fundamentalismo ambiental acusan la subida a las condiciones climáticas que dificultan el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas y eólicas (falta de lluvia y viento) pero olvidan mencionar un factor clave, la anarquía de mercado vigente en el país desde que la energía es un producto más de la especulación financiera.

Como destacábamos en informes anteriores (ver bibliografía), la histórica puja por la fijación de los precios de la electricidad en España va desde el involucramiento de la gran banca internacional ((Morgan Stanley, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank, entre otros) hasta la impunidad de la que goza el oligopolio de cinco empresas que controla el mercado eléctrico (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, E.ON y HC Naturgas) pero también el poder político. El caso es inverso al argentino pero similar en la cuestión de fondo: las eléctricas incorporaron ex funcionarios a sus directorios:


El 5 de febrero de 2017, el diario El Confidencial denunciaba los conflictos de interés de un sistema energético descontrolado: “… ex políticos que trabajan como consejeros en las grandes multinacionales eléctricas y energéticas del país. Una treintena de antiguos altos cargos -entre ellos siete en gobiernos extranjeros; de Estados Unidos, México o Brasil, entre otros países- han traspasado el umbral de las puertas giratorias hacia el sector privado tras haber defendido el interés general”. Este fenómeno es conocido como de “puertas giratorias”, justamente por su bidireccionalidad. En la Argentina, las puertas giraron desde las empresas hacia el Poder Ejecutivo.

¿Cómo se fija el precio de la electricidad? Se dictamina de un día para el otro mediante un método de subasta diaria y horaria. Este sistema especulativo, conocido como mercado diario o pool, terminó por catapultar el precio de la electricidad por las nubes y hundir bajo la línea de la pobreza energética a más de 5 millones de españoles (el 11% de los hogares) en 2016. En efecto, el modelo neoliberal vigente incrementó a niveles exorbitantes el grado de desigualdad social.


Fuente: Diario16. “El precio de la luz incrementará los niveles de pobreza energética” (ver bibliografía). Allí se lee (subrayado nuestro): “…los niveles de pobreza energética nos colocan en una situación cercana a los países en desarrollo. España es el segundo país de la Unión Europea donde la desigualdad más se ha incrementado, concretamente veinte veces más que la media europea”.

Durante el gobierno de Rajoy, y según datos del Banco de España, las familias más ricas aumentaron su patrimonio mientras que el resto de la población perdió poder adquisitivo. Un 10% de los hogares acumula en su poder el 52% de la riqueza del país (ver bibliografía). La pobreza energética es, por lo tanto, una consecuencia más de dicha situación. Desde 2008 a 2014, la electricidad en España se encareció alrededor del 68%, y según datos de la ACA (ver bibliografía), más de 3 millones de españoles se vieron obligados a retrasar el pago de las boletas de luz a causa del desempleo y los bajos salarios que acompañaron y siguen acompañando a la seguidilla de tarifazos.

Pobreza energética en números
Para sintetizar cuál es la realidad energética española, expondremos algunos datos de la evolución de los precios de la electricidad y del gas natural en Europa.

Como se advierte de los gráficos que siguen, España fue la tercera nación que registró el mayor incremento después de Letonia y Grecia en electricidad y la segunda en gas natural, sólo superada por Croacia:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de Eurostat. Consumo residencial = Band DC: 2 500 kWh < Consumption < 5 000 kWh. La ACA define al PPS (Purchasing Power Standards) como “una unidad teórica, en el mismo orden de magnitud que el euro, calculada por Eurostat para comparar el precio de bienes y servicios en Estados Miembros de la UE con diferentes niveles de precios y salarios. Una unidad PPS permitiría comprar la misma cantidad de bienes y servicios en cualquier país de la UE. Se trata, en cualquier caso, de precios corrientes, no corregidos por la tasa de inflación”.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de Eurostat. El incremento del precio de la electricidad para el sector residencial de menor consumo creció en las principales potencias europeas.

El incremento registrado por España es proporcionalmente superior. Otro país cuyo precio subió igual de vertiginosamente fue Reino Unido. No es ninguna casualidad que su pueblo esté pagando su “pobreza energética” con cada vez más muertos por congelamiento. Este invierno es un crudo testimonio de ello.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de Eurostat. Consumo residencial = Band D2: 20 GJ < Consumption < 200 GJ. La ACA define al PPS (Purchasing Power Standards) como “una unidad teórica, en el mismo orden de magnitud que el euro, calculada por Eurostat para comparar el precio de bienes y servicios en Estados Miembros de la UE con diferentes niveles de precios y salarios. Una unidad PPS permitiría comprar la misma cantidad de bienes y servicios en cualquier país de la UE. Se trata, en cualquier caso, de precios corrientes, no corregidos por la tasa de inflación”.

Al respecto de esto último, según el diario El Confidencial, “España es el país que más ha incrementado el precio del gas natural que reciben los hogares de los 28 estados que componen Europa. El precio de la materia prima que se utiliza en las casas para cocinar y calentar agua se ha incrementado un 72,4% entre 2010 y 2015, según refleja la Comisión Europea en su último informe de coyuntura energética publicado esta misma semana”.

Subasta energética y tasas de inflación (general y energética)
Del informe “Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética” (ver bibliografía) de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), obtuvimos las tasas de inflación en las tarifas de la luz y del gas y su evolución en relación a la inflación general del país. Este análisis resulta sumamente importante para lo acontecido en la Argentina desde Macri Presidente.


Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Como se observa en el gráfico, la línea roja (inflación de la energía doméstica) comienza a crecer por encima de la inflación general de la economía (línea negra) a partir de 2011.

Según ACA, “la tasa de inflación específica de los gastos en energía doméstica superó la tasa de inflación general (Índice de Precios al Consumo Armonizado) en 7 de los 10 años del periodo 2004-2014”.

Y otro dato interesante: las columnas azules (inflación energética superior a la general) demuestran que de las ocho subas entre 1996-2015, cinco fueron después de 2007, año en el que comenzaron a regir las Cesur, subastas eléctricas creadas por Zapatero para liberalizar el mercado que fijaban el precio de la tarifa de forma trimestral en el mercado de futuros y de las que participaban la gran banca internacional y las empresas eléctricas. Aunque en 2013 las Cesur se suspendieron y reemplazaron por el método de subasta diaria (valores ajustados al día y para cada hora), la timba eléctrica en España continúa dado el elemento especulativo que rige la fijación de precios (ver bibliografía para más detalles).

El impacto de las renovables intermitentes
A lo anterior, debe agregarse la incorporación masiva de renovables intermitentes a la matriz española. Como se aprecia de la imagen que sigue, las eólica y solar (PV y Térmica) pasaron de 9% en 2007 a 17,8% (casi el doble) en 2011; para 2013, el incremento superaba las dos veces y media.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de Eurostat. Consumos de electricidad residenciales según franjas de consumo.

Si bien lo abordaremos en un informe aparte, señalaremos por ahora que semejantes niveles de expansión de las renovables se dieron a expensas de multimillonarios subsidios estatales así como de recurrentes impuestazos a la tarifa de electricidad (absorbidos por los usuarios). Asimismo, agregar que los beneficios que la eólica y solar producen a la hora de reducir los precios de la energía bajo el sistema de subasta, son neutralizados dada su dependencia de las condiciones del tiempo (situaciones extraordinarias las obligan a “apagarse”) como producto su normal intermitencia (el viento no sopla siempre ni el sol brilla de noche).

Evolución de los ingresos y gastos en energía
En España, los porcentajes de gastos en energía doméstica fueron creciendo por encima de los porcentajes de ingreso. Es decir, entre 2006 y 2014, los españoles tuvieron que gastar, proporcionalmente, más dinero en energía que lo que recibían por salario. Para 2014, un 45% de los hogares (equivalente a 20,7 millones de personas) gastaba más del 5% de sus ingresos en energía; un 15% de los hogares (equivalente a 6,6 millones de personas) gastaba más del 10% de sus ingresos en energía; un 6% de los hogares (equivalente a 2,6 millones de personas) gastaba más del 15% de sus ingresos en energía; y un 3% de los hogares (equivalente a 1,2 millones de personas) gastaba más del 20% de sus ingresos en energía. Según el indicador clásico de medición de la pobreza energética, un hogar es pobre energéticamente si gasta en luz y gas un porcentaje superior o igual al 10% de sus ingresos.


Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales. La primera en definir el concepto de “pobreza energética” fue la profesora británica de la Universidad de Oxford Brenda Boardman, a principios de la década del 90, con la publicación de su libro Fuel Poverty. La definió como “la situación en la que se halla un hogar que tiene que dedicar más del 10% de sus ingresos a alcanzar un nivel satisfactorio de calor en su vivienda (21 grados en la habitación principal y 18 grados en las demás habitaciones, según la OMS)”.

Cortes por impago de servicios básicos
A los 5,1 millones de personas por debajo de la línea de pobreza se le suman unos 4,2 millones de españoles que viven en hogares donde hubo algún retraso en el pago de los servicios básicos durante los últimos 12 meses. La fracción de hogares con dos o más retrasos, que casi se triplicó en el período 2008-2014, pasando de 2,4% a 6,1%. Por su parte, el porcentaje de hogares con un solo retraso se incrementó ligeramente desde el 1,4% hasta el 1,9%. En el informe, ACA señala que desde la crisis de 2008, “el corte por impago aumentó en España y da cuenta de la existencia de un grupo de hogares más vulnerables y cada vez más numeroso incapaz de hacer frente a los recibos de la vivienda, y por tanto, en riesgo de desconexión de suministros básicos”.


Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales (ACA).

Personas bajo la línea de pobreza energética en Europa
A partir de 2008, la coincidencia entre tarifazos, recesión económica, masiva incorporación de renovables, desempleo y deterioro salarial alteró exponencialmente los indicadores de pobreza energética en España, con el agravante de la crisis internacional empeorándolo todo. Este cóctel explosivo hizo que en 2014 el porcentaje de personas que se declaraban incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante los meses fríos (11,1% de los hogares) superara el promedio de la UE (10,2%).


Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Por una parte, cabe resaltar el significativo incremento de más de tres puntos porcentuales registrado entre 2013 y 2014 donde la pobreza energética en España pasó de 8 a 11,1% en apenas un año. Pero por otro lado, del análisis se desprende que el flagelo de la pobreza energética no es propio de España sino también del sur y del este de la UE.

Conclusión
Los gráficos precedentes muestran un mismo fenómeno actuando en diferentes frentes: el terrorismo financiero en su vertiente energética avasallando el bienestar y la calidad de vida de la población, en este caso, española. La crudeza de los datos refleja los efectos del neoliberalismo y su concepción de la energía como poderosísima herramienta de ajuste, exclusión y disciplinamiento social.

Este mismo escenario de barbarie mercadista es el que domina en el plano local desde el 10 de diciembre de 2015. La Cámara de empresas al frente del Ministerio de Energía está copiando al pie de la letra -y aquí reside el núcleo principal de la cuestión comparativa entre ambos países- el programa energético (y también económico) del gobierno español: libre mercado, desregulación, concentración de empresas, extranjerización del sector, tarifazos, incorporación masiva de renovables intermitentes con destrucción de las fuentes de generación más baratas y de suministro más abundante (nuclear e hidráulica), empoderamiento financiero, etc. La consecuencia directa de dichas políticas es el arribo de la pobreza energética a nuestro país.

Durante el invierno de 2016, el Municipio de Carreras (Santa Fe) repartía leña para que sus vecinos pudieran calefaccionarse y en Córdoba hubo 20 muertos por hipotermia o intoxicación con monóxido de carbono (ver bibliografía) en apenas 4 meses (contra 1 por año entre 2010 y 2015).

Con los nuevos y escandalosos aumentos tarifarios de 2017, sumados a sus ajustes periódicos semestrales (hasta 2019) y la recesión económica, el desempleo y el deterioro salarial, la situación no hará más que empeorar. ¿Acaso hay otro futuro posible cuando el anarco-mercadismo energético se hace del poder? La crudeza de los datos españoles demuestra que no.

Bibliografia
OETEC (1/2/2017) “Timba eléctrica”, renovables y tarifazo en España: el paraíso del modelo energético macrista
http://oetec.org/nota.php?id=2330&area=1

OETEC (31/01/2017) Etapa final del proceso de privatización y mercantilización de la electricidad
http://www.oetec.org/nota.php?id=2326&area=1

OETEC (10/2/2016) Tarifazo eléctrico y “Pobreza Energética”. ¿De Europa a la Argentina?
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201560&area=%201

OETEC (24/2/2016) Pobreza Energética en la Argentina: lejos del éxito británico, camino al fracaso español
http://oetec.org/nota.php?id=1594&area=5

OETEC (17/7/2016) “Con la política energética del neoliberalismo somos cada vez más pobres, desiguales y vulnerables”
http://www.oetec.org/nota.php?id=1925&area=1

OETEC (11/5/2016) Carreras (Santa Fe), primera víctima de la pobreza energética: del gas por redes a la leña
http://www.oetec.org/nota.php?id=1807&area=1

OETEC (6/7/2016) Primeras víctimas del tarifazo. El genocidio energético debe ser televisado (e incorporado a los muchos fallos contra el tarifazo)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1916&area=14

Definanzas EL SUELDO MÍNIMO EN ESPAÑA EN 2017 – SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL (SMI)

ACA “Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética” (2016)
http://www.niunhogarsinenergia.org/panel/uploads/documentos/estudio%20pobreza%20energetica_aca_2016.pdf

Diario 20 Minutos (18/11/2016) La pobreza energética, una tragedia invisible que causa 7.000 muertes al año en España
http://www.20minutos.es/noticia/2891359/0/pobreza-energetica-causa-miles-muertes-anuales-espana/

Diario 16 (25/1/2017) El precio de la luz incrementará los niveles de pobreza energética

Diario El Confidencial (5/02/2017). Fenómeno de “puertas giratorias” en España
http://www.elconfidencial.com/espana/2017-02-05/expoliticos-empresas-energeticas-electricas-puertas-giratorias_1326383/

Diario El Confidencial (5/02/2017). Gas natural en España
http://www.elconfidencial.com/economia/2017-02-05/espana-gas-natural-subida-precio_1326239/