La “Grieta Shell-YPF” y los intereses del señor Aranguren.


En nuestro informe “El cuádruple éxito del CEO-ministro a un año del Grupo Shell al poder”, publicado el pasado 17 de enero (ver bibliografía), adelantábamos que, si bien con datos preliminares, Shell había registrado en 2016 la cuota de mercado más alta en comercialización de combustibles (metros cúbicos) desde 2003. Hallamos también que, en paralelo, había logrado la menor diferencia con YPF en cuota de mercado de comercialización de combustibles desde 2004, la mayor “Brecha Shell-YPF” interanual desde 1995 (ahora rebautizada “grieta”) y, por último, el mayor desplome interanual de YPF en su cuota de mercado desde 1995. Pues bien, con los datos a diciembre del año pasado recientemente publicados por el Ministerio de Energía, y tal como habíamos anticipado, se confirman los anteriores hallazgos. Es cuádruple, en efecto, el éxito del CEO-ministro a un año del Grupo Shell en el poder, año durante el cual además el señor Aranguren mantuvo la posesión de acciones de la compañía al menos entre los meses de enero a septiembre. Cabe preguntarse, al respecto, a dónde habrán ido a parar sus acciones y cuál es el documento que nos asegura a todos los argentinos que estará inhabilitado para recomprarlas una vez finalizada su gestión. Sigue debajo la descripción de la “Grieta Shell-YPF” y por qué el CEO-ministro dejó de tener “conflictos” de interés…


Un oportuno recuerdo. El diario La Nación, entre otros, sumado a periodistas, políticos y lobbistas despotricando contra PDVSA, la estatal venezolana que desembarcó en nuestro país en 2005. En esta nota de agosto de 2007 (ver bibliografía), se lee (el subrayado es nuestro): “… la opinión pública ha recibido con indignación la información de que los vuelos de Pdvsa, la petrolera estatal de Venezuela, han tenido un insólito privilegio cada vez que han llegado a la Argentina. Ese trato preferencial ha consistido en permitir que los pasajeros de esos vuelos pudieran desembarcar en la zona militar del aeroparque metropolitano.” Al diario La Nación le molestaba el trato preferencial aeronáutico para con PDVSA. Gustaríamos conocer, sobre todo a la luz de los resultados obtenidos por nuestro Observatorio en relación al maravilloso 2016 angloholandés en la Argentina, si el matutino de Mitre tiene algo para decir del “insólito privilegio” y “trato preferencial” con el que el CEO-ministro ha tratado a su empleador.

Comercialización de combustibles por empresas (2015-2016)
El mercado del downstream por venta de gasoil y naftas terminó con un 2016 distribuido de esta manera:


Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Datos correspondientes a las ventas de naftas (común, súper y ultra) y gasoil (grados 1 a 3) medidas en metros cúbicos.

En relación a 2015, la caída de YPF fue de 2,2 puntos porcentuales, mientras que el ascenso de Shell fue de 1,8 puntos (ver bibliografía).

2016: la mayor cuota de mercado de Shell desde 2003
La compañía angloholandesa logró en 2016 la mejor marca en cuota de mercado (comercialización de combustibles en volumen) desde 2003:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. En rojo, la columna con la mayor marca de participación de mercado de Shell para igual indicador: 17,1%, en 2003.

2016: la menor diferencia entre YPF y Shell en sus respectivas cuotas de mercado desde 2004
Se ilustra debajo la diferencia (en puntos porcentuales) entre YPF y Shell en cuanto a sus participaciones porcentuales en la comercialización de combustibles (en metros cúbicos vendidos):


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. Las columnas indican, por ejemplo y para 2015, que YPF superó a Shell en su participación de mercado (comercialización de combustibles medidos en volúmenes vendidos) en 42,8 puntos porcentuales.

En 2016, se registró la menor diferencia entre YPF y Shell para sus respectivas cuotas de mercado en comercialización de combustibles desde 2004, es decir, el punto más bajo de los últimos doce años.

2016: la mayor “Grieta Shell-YPF” interanual desde 1995
Al calcular la diferencia entre las variaciones interanuales registradas por ambas compañías, aparece en toda su magnitud el accionar del CEO-ministro:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. Las columnas indican, por ejemplo y para 2016, que la diferencia de las variaciones interanuales entre Shell e YPF fue de 15,7 puntos porcentuales (ver la tabla inserta en el gráfico). Esta diferencia se obtiene de restar la variación interanual de Shell y la de YPF: 11,9%-(-3,7%), con todos los decimales.

El señor Aranguren logró la mayor diferencia a favor de Shell en las variaciones interanuales entre esta compañía y la petrolera de bandera desde 1995 (la menor se alcanzó, oh casualidad, en 2005, año en el que Néstor Kirchner convocó a un boicot popular contra Shell para que redujera los precios de sus combustibles unilateralmente incrementados). La segunda mayor diferencia de la serie se alcanzó en 2011. Ese año, Shell creció un 13,8% interanualmente -el mayor crecimiento desde 1994-. Sin embargo, dicho incremento se verificó con una evolución positiva de YPF del 1,2%.

2016: el mayor desplome interanual de YPF en su cuota de mercado desde 1995
El análisis de los últimos datos publicados por el Ministerio de Energía confirman al primer año de gestión del CEO-ministro como aquel que registró la peor variación interanual en la cuota de mercado de YPF (-3,8%) desde el año 1995. En otras palabras, YPF registró en 2016 el mayor desplome desde que el Ministerio de Energía comenzó a publicar estadísticas sobre el downstream (1994).


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. Las columnas indican la variación porcentual entre un año y otro para la participación de mercado de YPF. En rojo, las variaciones negativas. La correspondiente a 2016 fue la más baja desde 1995: -3,8% (incluye ajustes por decimales). La participación porcentual pasó del 57,7% en 2015 al 55,5% el año pasado.

Conclusiones
Juan José Aranguren trabaja en el Grupo Shell desde 1977. Entre 2003 y julio de 2015 se desempeñó como su Presidente o CEO, función a la que renunció pero no abandonó y que, desde el 10 de diciembre de 2015 a la fecha ejerce desde la máxima dirección del Ministerio de Energía. A esta nueva función jerárquica, fase superior del fenómeno conocido como “puerta giratoria”, lo hemos denominado “CEO-ministro”. Debajo, su reporte a Casa Matriz dando cuenta del histórico año de gestión:


Fuente: Elaboración propia ironizando sobre una diapositiva que bien podría utilizarse para sintetizar el cuádruple éxito angloholandés en el downstream argentino a un año de administración macrista.

Aranguren logró como CEO-ministro lo que no pudo siendo exclusivamente CEO de la compañía, llegando incluso a superar a sus predecesores: la mayor cuota de mercado en cuanto a comercialización de combustibles desde 2003, es decir, desde que asumió la presidencia de Shell Argentina; la menor diferencia entre YPF y Shell en sus respectivas cuotas de mercado desde 2004; la mayor “Grieta Shell-YPF” interanual desde 1995; y el mayor desplome interanual de YPF en su cuota de mercado desde 1995.

Después del brillante e histórico año para la firma angloholandesa que significó 2016, Juan José Aranguren demuestra que no existen “conflictos” con sus intereses, sino simplemente “intereses”.

Bibliografia
OETEC (17/01/2017) El cuádruple éxito del CEO-ministro a un año del Grupo Shell en el poder
http://www.oetec.org/nota.php?id=2288&area=1

OETEC (29/12/2016) El diario La Nación confirma sabotaje a YPF (o la estafa de Shell al frente del Ministerio de Energía)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2263&area=1

Artículo del diario La Nación contra PDVSA
http://www.lanacion.com.ar/936967-oscuros-privilegios-de-pdvsa