Modelos energéticos (neoliberal vs. popular) en el espejo de Edenor y Edesur.

El 1 de febrero se pondrá en marcha un nuevo ajuste tarifario de la electricidad. La desigualdad y la pobreza energética instaladas desde diciembre de 2015 se verán agudizadas; y agudizada también la energía como herramienta de desindustrialización y pauperización del mercado interno. La estafa energética contra la ciudadanía no detiene su marcha. En este sentido, CAMMESA actualizó su información relativa al estado de la salud energética del pueblo argentino, publicando los datos correspondientes a diciembre de 2016. Gracias a ellos, es posible evaluar el primer año de gestión de Cambiemos y su impacto en la demanda de energía eléctrica a nivel nacional. Dividiremos el análisis en dos: primera parte, el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA, excluyendo La Plata); segunda parte, las 23 provincias. Debajo, un resumen ejecutivo con los hallazgos más importantes relativos a la primera mitad del informe.


Fuente: OETEC.

Repaso a Edenor y Edesur
En nuestro informe “Datos de la demanda y de número de usuarios de Edenor y Edesur (eje en Capital Federal)” (ver bibliografía) se detallan los datos claves de ambas distribuidoras y comercializadoras en cuanto a la demanda y venta de energía, áreas de concesión, estructura tarifaria y usuarios (cantidad y tipo). Necesario repaso:

1) Edesur y Edenor representan a nivel nacional el 39% de los usuarios del servicio público de electricidad. Sumados los de ambas empresas, alcanzan los 5,31 millones de usuarios;

2) El área de concesión de Edesur abarca la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 12 partidos de la provincia de Buenos Aires: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Quilmes y San Vicente;

3) El área de concesión de Edenor se divide en 3: Región I: distritos CABA (zona norte: Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales, etc.), Vicente López, San Isidro, San Martín, Tres de Febrero. Explican el 40,2% de los usuarios; Región II: distritos La Matanza, Morón, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo, Marcos Paz, General Las Heras. Explican el 31,9% de los usuarios; Región III: Pilar, Escobar, Tigre, San Fernando, San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Moreno y General Rodríguez. Explican el 27,9% de los usuarios;

4) En cuanto a los tipos de usuario de Edesur (por estructura tarifaria), observamos que el 87,5% son residenciales, 11,1% comerciales pequeños y 1,4% comerciales medianos e industriales. Los de Edenor se distribuyen con prácticamente iguales porcentajes: el 87,1% son residenciales, 11,5% comerciales pequeños y 1,5% comerciales medianos e industriales.

5) La participación de dichos usuarios en la demanda (solo para clientes propios), en el caso de Edesur: el sector residencial explica el 47% de la demanda de la compañía, seguido por el 37% del sector comerciales medianos e industriales; Edenor: el sector residencial explica el 54% de la demanda, seguido por el 31% del sector comerciales medianos e industriales;

6) A nivel CABA, Edesur se alza con los barrios de la zona sur de la Capital, de clase media baja. Edenor toma los barrios de clase media alta y clase alta, esto es, Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales y Saavedra); Asimismo, la zona comercial más importante de la ciudad está en manos de la primera.

Ahora, pasemos al análisis de los datos publicados por CAMMESA, centrándonos en las dos distribuidoras y comercializadoras. El período cubierto va de 2013 a 2016 (inclusive).

Demanda anual – Edesur


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales. “Industrial + Gdes Comercios” = “Industrial + Grandes Comercios”. “V” = Variación interanual. Las “flechas” expresan máximos y mínimos ente tipos de usuarios. Las “puntas” expresan máximos y mínimos interanuales, contemplando 2013 a 2016.

1) La demanda total de Edesur subió 0,1% entre 2016 y 2015, impulsada por el sector comercial. Se observa una muy fuerte desaceleración en relación a 2014-2015, ya que la demanda total había crecido 5,2% entre estos años. En porcentaje, la demanda total incorporada durante el primer año de macrismo fue un 97,6% inferior a la incorporada entre 2015 y 2014.

2) La demanda residencial de Edesur cayó 3% interanual en 2016. Es la mayor caída desde 2013-2014. Entre 2015 y 2014, el incremento había sido de 9,9%.

3) La demanda comercial de Edesur se incrementó 5% entre 2016 y 2015. Es el mayor ascenso desde 2013-2014.

4) La demanda “Industrial + Grandes Comercios” de Edesur se incrementó 0,2% entre 2016 y 2015. Se observa una fuerte desaceleración en relación a 2014-2015, ya que la demanda había crecido 2,9% entre estos años.

5) El menor consumo de 2014 en relación a 2013 (-0,6%), se corresponde con la temperatura registrada en ambos años: el primero fue mucho menos cálido que el segundo (informes anuales de CAMMESA para ambos años).

Demanda anual – Edenor


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales. “Industrial + Gdes Comercios” = “Industrial + Grandes Comercios”. “V” = Variación interanual. Las “flechas” expresan máximos y mínimos ente tipos de usuarios. Las “puntas” expresan máximos y mínimos interanuales, contemplando 2013 a 2016.

1) La demanda total de Edenor subió 2,5% entre 2016 y 2015, impulsada por el sector residencial. Se observa una desaceleración en el crecimiento de más de la mitad en relación a 2014-2015, ya que la demanda total había crecido 6,7% entre esos años.

2) La demanda residencial de Edenor ascendió 5% entre 2016 y 2015. El incremento es menor al registrado entre 2015 y 2014, siendo este último del 7,6%.

3) La demanda comercial de Edenor cayó un 1% entre 2016 y 2015. Representa una muy fuerte contracción en relación a 2015-2014, en el que se registró un incremento del 6,3%.
4) La demanda “Industrial + Grandes Comercios” de Edenor se incrementó 1% entre 2016 y 2015. Representa una muy fuerte caída en relación a 2015-2014 (4,8%).

Demanda anual – Edesur + Edenor


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales. “Industrial + Gdes Comercios” = “Industrial + Grandes Comercios”. “V” = Variación interanual. Las “flechas” expresan máximos y mínimos ente tipos de usuarios. Las “puntas” expresan máximos y mínimos interanuales, contemplando 2013 a 2016.

1) La demanda total para ambas distribuidoras se incrementó 1,5% entre 2016 y 2015. Se observa una drástica caída en relación a 2015-2014 de casi 3 veces. El ascenso entre 2014 y 2015 había sido de 2.462.184 MWh; el de 2016 por sobre 2015 de apenas 630.000 MWh (un 25%).

2) El 1,5% de crecimiento se explica de la siguiente manera: 55% proviene del sector residencial, 38% del comercial y 7% del “Industrial + Grandes Comercios”. Sin embargo, al ajustar la lupa se aprecia que del sector residencial, el 100% del aumento obedece a usuarios de Edenor. Inversamente, para el sector comercial el 100% lo explica Edesur.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales.

3) A modo de comparación con el período 2014-2015, es importante analizar qué sectores dinamizaron el incremento de la demanda de energía eléctrica del orden del 6% en el área metropolitana de Buenos Aires (excluyendo La Plata): 72% se explica por usuarios residenciales, 16% por comerciales y 12% por industrias y grandes comercios. Importa remarcar que el incremento correspondiente a los primeros fue repartido casi equitativamente entre las distribuidoras:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales.

4) Comparando los ítems 2 y 3 se observa:
4.1) Sólo los usuarios residenciales de Edenor registraron en 2016 un incremento de la demanda en relación a 2015. El ascenso fue del 5%, contra un desplome del 3% para los usuarios de Edesur. Esto habla a las claras de la política económica regresiva del macrismo, promotora de la desigualdad social dadas las características sociales de los usuarios de las distribuidoras estudiadas.

4.2) El incremento de la demanda residencial entre 2015 y 2014 fue casi perfectamente compartida entre los usuarios de Edenor (49%) y de Edesur (51%), perfecto reflejo de la igualdad social derivada de la política energética del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, así como de la falta de sustentación del argumento del macrismo de subsidios supuestamente promotores de la desigualdad social.

4.3) La expansión de la demanda para el sector residencial en el último año de gobierno kirchnerista en relación a 2014, fue de 1.778.002 MWh. Por su parte, entre 2016 y 2015 fue de 346.050 MWh. Es decir, durante el kirchnerismo (años 2014-2015) el sector residencial demandó un 413,8% más de electricidad de lo que lo hizo en el primer año de Cambiemos en relación a 2015.

4.4) Bajo el macrismo, los usuarios comerciales explicaron el 38% del crecimiento interanual de la demanda entre 2015 y 2016. El 100% provino de Edesur.

4.5) Bajo el kirchnerismo, los usuarios comerciales explicaron el 16% del crecimiento interanual de la demanda entre 2014 y 2015. El 100% provino de Edenor.

4.6) Bajo el macrismo, los usuarios “Industriales y Grandes Comercios” explicaron el 7% del crecimiento interanual de la demanda sobre 2015. El 86% provino de Edenor.

4.7) Bajo el kirchnerismo, los usuarios “Industriales y Grandes Comercios” explicaron el 12% del crecimiento interanual de la demanda. El 65% provino de Edenor. Comparativamente con el macrismo, se observa que la participación del sector más electro-intensivo de las dos principales distribuidoras y comercializadoras se desplomó en el primer año de administración neoliberal en relación a 2014-2015. En efecto, 279.742 MWh fue el ascenso entre 2014-2015, mientras que de apenas 45.866 MWh el de 2015-2016, esto es, un 16,4%.

Conclusiones
De los resultados surgen irrefutables los siguientes dos hechos: a) los usuarios residenciales de Edenor alcanzaron en 2016 la mayor participación porcentual desde 2013 en la demanda total de la región AMBA (excluyendo La Plata); y b) la brecha entre usuarios de Edenor y de Edesur en 2016 a favor de los primeros fue la mayor desde 2013 (18 puntos porcentuales) en cuanto a su participación en la demanda total de electricidad para el AMBA.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, varios informes mensuales. La brecha en la participación de ambas distribuidoras está representada con la flecha roja. En su interior, la diferencia en puntos porcentuales.

Queda absolutamente de manifiesto no sólo la desigualdad social que las políticas económicas del macrismo (exacerbadas por las específicamente energéticas) están provocando entre la población de la región AMBA, sino la promoción de la igualdad social que las políticas económicas y energéticas entre 2013 y 2015 (inclusive) implicaron.

Esta afirmación resulta por demás corroborada al comparar los datos del mes de diciembre de 2016 para ambas distribuidoras (corregido por las temperaturas medias registradas en dicho mes):


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, informe mensual de Diciembre de 2016.

Observamos para el caso de Edesur, una contracción del 6,1% de la demanda entre diciembre de 2016 y diciembre de 2015. La caída es generalizada y abarca los tres tipos de usuarios, con el comercial registrando un dramático -8,8%. Adviértase de la tabla la diferencia respecto de 2015-2014. A esto, debe agregarse que la temperatura media del mes de diciembre de 2016 fue de 25,3 grados, superior a la del mismo mes de 2015 (24,8) y 2014 (23,4).


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, informe mensual de Diciembre de 2016.

Para Edenor, la caída es sensiblemente inferior a la de Edesur: -1% (contra -6,1%). A nivel residencial, se aprecia una merma en la demanda del 0,6%. Nuevamente, bastante menor al desplome registrado por Edesur para su propio sector residencial.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, informe mensual de Diciembre de 2016.

Finalmente, vemos que la demanda total (Edesur + Edenor) entre diciembre de 2016 e igual mes del 2015 cayó un 3,3% (la variación interanual para el mismo mes entre 2015-2014 fue positiva en 9,7%). Es decir, mientras que en 2015 la demanda creció en 342.898 MWh en relación a 2014 (diciembre), el primer año de macrismo registró una disminución de 127.695 MWh interanual. La caída afectó a los tres tipos de usuario. El más perjudicado fue el comercial, con un desplome del 6,8%, seguido del residencial con -2,1% y del “Industrial + Grandes Comercios” con -0,6%.

Como fuera expresado antes, la variación entre los meses de diciembre de 2016 y 2015 -más aún contemplando las diferencias en las temperaturas medias- ratifican la exacerbación de la desigualdad social que las políticas económicas del macrismo (profundizadas por las específicamente energéticas) están provocando entre la población de la región AMBA.

Bibliografia
OETEC (29/01/2017) Datos de la demanda y de número de usuarios de Edenor y Edesur (eje en Capital Federal)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2319&area=1