¿Habrá reactivación en 2017 y subsiguientes?


El gobieno nacional actual ha sido muy poco exitoso en la emisión de pronósticos que luego se concretaran en la realidad acerca de  los principales acontecimientos económicos y sociales que ocurrieron en el año 2016.

El Ministro de Finanzas- que dejo de ser  cabeza visible del equipo económico- dijo poco antes de asumir que la previsible devaluación que iba a ocurrir no generaría inflación dado que los precios ya se habían estado ajustando al valor de un tipo de cambio más alto,como el que se conocía en las operaciones ilegales de divisas. Y se  equivocó dado que la tasa de inflación finalmente va a cerrar el año 2016 en torno al 42 o 43 %. Poco después, cuando ya se había instalado en su cargo, afirmo rotundamente que la economía en el año 2016 iba a crecer entre el 0,5 al 1 % Segunda gran equivocación elemental dado que  era previsible que la política económica que se iba a llevar adelante no podía otra cosa que concluir en un proceso de recesión de la economía, cuya magnitud era difícil prever al principio del año pero que era fácil imaginar  se produciría indefectiblemente.

Cerrando el año con datos aún inconclusos  ya se pueden dar números aproximados que no van a modificarse sustancialmente sobre la evolución económico-social. El Producto Bruto caer{a en torno al 2,5 o alguna décima mas. El desempleo que al tercer trimestre del 2015 fue del 5,9 % de la Población Económicamente Activa rondaría los dos dígitos, alrededor del 10 % Ya  un informe reciente del Observatorio Social de la UCA- que no es un organismo opositor al gobierno – habla del 9,9 % para este tercer trimestre

El desempeño del sector industrial adquiere categoría de desastre pues la información de la UIA y del INDEC habla de un retroceso de  mas del 5 % con respecto al año anterior y del impactante 8,2 en octubre de 2016 con relación a similar mes del 2015 Ni que hablar de la construcción que se derrumbo mas del 11 % hasta octubre cotejado con similar dato del 2015. La ultima predicción de un organismo internacional solvente( ( NacionesUnidas / CEPAL) estima la caída del Producto Bruto en no menos del 2 % Y hasta el tercer trimestre el gobierno acaba de admitir una disminución del 2,4 % anual y del 3,8 % en el tercer trimestre de 2016 en relacion a similar lapso del 2015 Que puede pasar el año que viene? El gobierno estima un crecimiento del 3,5 % La economía argentina se desbarrancó en el 2016 luego de un año(2015) de crecimiento según datos del INDEC actual en un 2,6 % Ese retroceso verificado por el INDEC para el 2016 se basa sencillamente en que el modelo económico actual descarta al consumo como motor del crecimiento y le asigna ese rol a la inversión que cayó mas del 8 % en este año Pero le fallan los cálculos a la política económica oficial El consumo cubre el 74 % de la producción nacional y la inversión solo el 18 % Esta ultima  solo se moviliza en ascenso cuando hay demanda creciente de  bienes y servicios Y el consumo se estimula con incrementos del salario real  y de la ocupación que no han cesado de caer según lo admite el mismo gobierno Al contrario ,en el proyecto actual el salario no es un dinamizador de la demanda porque la política actual lo considera solo un costo y desea que se reduzca para tornar competitiva la economía en el plano internacional Los asalariados vieron reducidos sus ingresos en el año 2016 en no menos de  8 puntos de porcentual con relación al aumento de salarios que obtuvieron Por ende el consumo cayó y la inversión no apareció. Por la recesión y la  importación de bienes competitivos con los que aquí se producen, la producción se redujo y,por ende, la ocupación también.

Hay previsto un cambio fundamental en la política económica nacional para que los salarios asciendan por el ascensor y los precios por la escalera? De ningún modo por cuanto de ser asi se dañaría el corazón de la estrategia oficial que es deprimir el salario para que no afecte la competitividad exportadora de aquellos bienes que se pretenden colocar en el mercado mundial por parte de los grandes grupos económicos en especial en el sector agroindustrial Esa es la traducción al terreno de las intenciones oficiales del dicho conocido de Macri de que la Argentina debe ser el “supermercado del mundo” Seria negar la esencia de la política económica oficial restablecer a la demanda solvente de la sociedad su capacidad de compra mediante estrategias de valorización del salario real como eje de un cambio en la política. Como entonces  i maginar el crecimiento para el 2017 si no se centra en el consumo popular?  Y como remontar nada menos que siete puntos de porcentual en la actividad económica (desde la caída del 3,8% del 3er trimestre que se va a repetir en el cuarto a lo que se debe sumar 3,5 % de aumento del PBI que el gobierno prometió?Por lo dicho no parece factible, en el año que se inicia( y quizás en los años subsiguientes) una reactivación económica generalizada sino algunos avances en sectores exportadores vinculados a los recursos naturales( agrobusiness y minería) y cuyos usufructuarios son los amigos del Poder y la actividad especulativa conocida como “ bicicleta financiera” La tan declamada inversión en obra publica ,aislada, es incapaz de mover hacia arriba el amperímetro del proceso productivo,pues sólo explica el 30 % de la inversión total en el sector.. Como ya lo anticipan algunos cables del exterior en los círculos del Poder económico-financiero mundiales  se habla de  incertidumbre o descreimiento por la incapacidad del gobierno argentino de generar recursos genuinos para financiar al Estado Nacional ,lo que lo obliga a  acudir a la contratación de Deuda, política de incierto futuro

Esta hipótesis que levantamos se parece bastante a lo ocurrido en Brasil donde cuando Temer tomo ilegalmente el gobierno afirmó que el país crecería al 2,5 % Pero ya  la ultima estimación del Banco Central  coloca al PBI en un muy modesto crecimiento del 0,5 % para el 2017 por la baja del empleo y el ingreso de la población  Si no hay cambio de política económica en Argentina, con protección  a nuestra industria de la desleal competencia externa, aliento al consumo popular y ,por ende,mejora del empleo en forma   inmediata , no seria extraño que nuestra macroeconomía en el 2017 siga el derrotero tan poco feliz de la experiencia brasileña también restauradora del mas crudo proyecto neoliberal conocido en ese país.