Consecuencias que puede traer la victoria de Trump para la Argentina.


En primer lugar se puede afirmar que a partir de la victoria del magnate millonario se abre un período de gran incertidumbre que se mantendrá hasta que asuma en su condición de nuevo presidente el 20 de enero de 2017.

También se puede decir que su victoria , si bien poco probable en términos de lo que adelantaban las encuestas previas , haya sido inesperada, si se tienen en cuanta ciertos hechos ocurridos con anterioridad como fueron el “Brexit” y la negativa que se impuso en Colombia a la firma del acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno colombiano.

Lo que de algún modo ratifica el triunfo de Trump en términos internacionales es el resurgimiento de las posturas ultranacionalistas de derecha en los países desarrollados, particularmente en Europa, con un programa de gobierno que ha sido altamente efectivo en identificar y capitalizar la frustración y la bronca de amplios sectores medios y bajos del interior profundo de Estados Unidos, opuestos al proceso de globalización en curso.

Está claro que al ser un outsider de la política, sin experiencia previa en el ejercicio de cargos públicos, habrá que ver como se desempeña en la presidencia de la primera economía mundial, no obstante lo cual y más allá de sus características idiosincráticas, él representa los intereses de una “burguesía imperial” que ha considerado a América Latina como el patio trasero de EEUU y que desde 1823 en adelante ha fomentado la desunión y la discordia entre los países hermanos del área.

En cuanto a las consecuencias económicas que su triunfo puede tener para Argentina, hay que decir que las mismas pueden manifestarse por el canal comercial o bien por el canal financiero.

El canal comercial sufrirá las consecuencias de las medidas proteccionistas que Trump ha prometido, y si bien es cierto que el monto del comercio bilateral de nuestro país con EEUU no es significativo en términos de la balanza comercial, si se aumentan las políticas proteccionistas y se mantienen las herramientas de apoyo a los sectores sensibles, ciertos rubros de nuestras exportaciones como son las carnes, los limones o la miel, en donde se había avanzado para un mayor ingreso al mercado americano, verán crecientes dificultades para su mantenimiento y/o crecimiento.

Trump ha prometido conforme a su plataforma electoral, negociar acuerdos bilaterales de comercio, retirarse de la Asociación Transpacífica, que aún no ha sido ratificada, y otras series de medidas que implican un nuevo marco para el comercio mundial, el cual ha venido creciendo en los últimos seis años a un ritmo que es menos de la mitad del que registró durante la primera década del Siglo XXI.

Seguramente, las nuevas condiciones del comercio mundial, acentuarán la revaluación del dólar y su mayor fortaleza debilite el precio de los comodities que la Argentina exporta. En este marco de mayor proteccionismo en la economía mundial, así como la profundización de la situación de insuficiencia de demanda que atraviesa la gran mayoría de las economías del mundo, el gobierno de Cambiemos ha adoptado  una política de apertura que en lugar de proteger el mercado interno, regala el mismo mediante una sustitución inversa, permitiendo el ingreso de bienes de consumo que desplazan de su aprovisionamiento a la producción local.

Sin dudas, será por el canal financiero por donde más han de sentirse las consecuencias del nuevo escenario que plantea la llegada de Trump al poder; y ello así, por cuanto Macri ha centrado la dinámica de su política económica en el endeudamiento externo y la llegada de la inversión extranjera.

En primer lugar, una mayor incertidumbre mundial por sí sola, aumenta la aversión al riesgo y produce una suba de la tasa de interés.

Como efecto demostración, en el primer día de operaciones posterior a la elección, la yield del bono americano a 10 años pasó de 1,75 % a arriba del 2% con un aumento superior al 10% en un solo día.

Esta suba en la tasa larga en EEUU, hace mas caro el financiamiento público y privado para la toma de deuda por Argentina, cuando el Gobierno de Macri proyecta para el año próximo aumentar el endeudamiento en más de 40.000 millones de dólares, lo que habrá de traducirse en el pago de una suma por intereses que comenzará a ser significativa en el presupuesto publico como ya ocurriera en la década del 90.

Tampoco la suba de la tasa de interés va a ser un incentivo para la llegada de inversiones extranjeras, y  por el contrario,  puede convertirse en un factor que desencadene un vuelo a la calidad, por parte de algunos inversores que han venido especulando con la  “valorización financiera” en el mercado local en función de la política de altas tasas de interés fijadas por el BCRA a través de la emisión de Lebac.

En este sentido, cabe señalar que de los últimos datos suministrados por la CEPAL, se desprende que en 2015 se verificó un reflujo de fondos desde los países en desarrollo hacia los países desarrollados, particularmente hacia EEUU.

En definitiva, creemos que en un marco de mayor incertidumbre mundial, habrá que extremar las medidas protectoras de nuestro mercado interno, nuestros trabajadores y nuestras empresas, con la adopción de políticas que están en las antípodas de las que lleva adelante el gobierno de Cambiemos.

Para finalizar, vamos a recurrir a una expresión muy usada en estos tiempos: “con la victoria de Trump se puede abrir la Caja de Pandora”. Si recordamos en la mitología griega al descubrir Zeus que Prometeo les había robado el fuego a los dioses para regalárselo a los humanos, se enfadó tanto que decidió castigarlos. Le encargó a Hefesto que creara una mujer de arcilla y agua a la que todas las diosas dotaron de una cualidad, belleza, habilidad, la gracia y el deseo. Hermes llevó a Pandora a Epimeteo (hermano de Prometeo) como regalo de los dioses a los seres humanos. Epimeteo se enamoró de Pandora, se casaron y se la presentó a todos ellos. Sin embargo, entre los méritos de Pandora estaba también la curiosidad, causa de muchos infortunios para el género humano. En una caja que le habían confiado, con la orden de no abrirla nunca, estaban guardados todos los males del mundo. Pandora curiosa y desobediente, logró abrir la caja que llenó a la humanidad de dolor, enfermedades y muertes. Pandora muerta de miedo intentó cerrar la caja pero cuando lo consiguió , sólo quedaba dentro la esperanza. Desde entonces , los males atormentan al género humano mientras que la esperanza (y agrego yo la lucha) es lo único que le queda.